Opinión

¿Zika el nuevo ébola?

Nicole Osuna

cno463@mail.missouri.edu

@nicoleeosuna

En vista de la rápida propagación del virus zika, muchos se preguntan si es que la enfermedad pasará a convertirse en una emergencia global como lo hizo en su momento el virus del ébola.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha determinado que se espera que aproximadamente de 3 a 4 millones de personas serán infectadas por el zika este año solo en el continente americano.
La directora de la OMS, Margaret Chan, declaró que el virus ha pasado de ser una amenaza leve a una con “proporciones alarmantes”. La venida de los juegos olímpicos en Brasil –uno de los países más afectados– este verano solo ha incrementado aún más la inquietud en el país carioca.

Aunque la propagación de ambas enfermedades puede ser muy rápida, sí existen diferencias muy significativas entre ambas. En primer lugar, el ébola puede volverse mortal para cualquier persona que resulte infectada; ocasionó la muerte de más de 11 mil personas en el oeste de África. El zika puede ser muy peligroso en el caso particular de mujeres embarazadas.

En cuanto a los síntomas, el ébola se caracteriza por sus efectos violentos mientras que el zika se asemeja a la fiebre del dengue o el chikungunya. Por otro lado, las respuestas a ambas crisis han sido notoriamente distintas. En el caso del ébola, la tardía reacción de la OMS y las autoridades sanitarias provocó que la enfermedad resultara aún más mortal de lo que ya es.

Brasil, como epicentro del virus, tiene mucho con lo que lidiar. La propagación del zika ha impactado y continuara haciéndolo en mayor medida a la industria del turismo, un sector significativo para la economía del país.

Adicionalmente, al ser un fenómeno reciente todavía se están analizando todas las posibles implicaciones que el virus pueda ocasionar en los infectados. De momento, las autoridades sanitarias brasileñas han aconsejado a la población el evitar tener hijos –sin definir un periodo específico– con el fin de evitar malformaciones en los recién nacidos.

Si bien por sus características, el zika no presenta el gran riesgo que fue el ébola en el oeste africano, mucho dependerá de la capacidad de reacción de las autoridades de los países afectados y de la labor de la OMS por contener el virus lo antes posible.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.