Deportes

Zidane, seis títulos en 20 meses

Tras el gran éxito en Skopje, cerrará su renovación en las próximas semanas

«Un buen entrenador es el que gana; y él gana mucho». Así definió José Mourinhoa Zinedine Zidane, mirándole el currículum. Anoche, para el patrón contable del portugués, el técnico del Real Madrid mejoró aún más su categoría, ya que sumó un nuevo título, la Supercopa de Europa, la segunda que consigue, la segunda consecutiva, el sexto título en 20 meses… Nadie hasta el momento había alcanzado tanto en tan poco tiempo en el banquillo blanco. Y hablamos de 115 años de historia del club.

La eficacia del francés es bárbara, desde que el 4 de enero de 2016 recibió el peligroso cargo, tras el despido de Rafa Benítez. De Segunda B al morlaco del Bernabéu, con el riesgo y la gloria que conlleva. Ha exprimido lo segundo, ganando casi todo lo que ha disputado. Tremenda su puntería. A la Liga que se subió al galope no llegó a tiempo, aunque su Madrid logró remontar hasta quedarse a tan sólo un punto del Barça (durante unos minutos de la última jornada fue campeón), y en la Copa pasada le faltó un gol en Balaídos para dar la vuelta a una eliminatoria envenenada desde la ida, y donde el Madrid por momentos dio la sensación de no importarle demasiado quedarse fuera del tercer torneo del curso.

Tal ahorro de energías coperas, quizá ayudó en mayo a rematar a lo grande el alirón y, sobre todo, la final de la Champions en Cardiff, ese 4-1 que por ahora es la cumbre del zidanismo en el Real. Etapa abierta entre incógnitas, agarrada toda la institución al innegable carisma del mítico jugador, que ahora mismo tiene a la afición entregada, feliz con uno de los mejores momentos del club. Todo le sale a ZZ, que arranca con otro triunfo de prestigio su tercera temporada en el puesto.

Sin descanso, el domingo juega su equipo ya por otro título, la Supercopa de España contra el Barça, premio a la Liga ganada, como lo fue ayer la Supercopa europea por la Champions y lo será también el Mundial de Clubes de final de año, donde acudirá con doble corona: la de renovado campeón de Europa y la de campeón del mundo que levantó el diciembre pasado en Yokohama. Esta vez la cita le llevará a Abu Dhabi. Mientras tanto, el nuevo desafío liguero (debut el domingo 20 en Riazor) y la Copa de Europa (sorteo de los grupos el 24 de agosto), su torneo fetiche, que le espera con una pregunta. Después de convertirse en el primer equipo que repite victoria en el nuevo formato de la competición, ¿será capaz de enlazar tres Champions seguidas?