Ciencia

YouTube no quiere anuncios demasiado largos

El gigante de internet dará un giro de 180 grados a su estrategia digital para intentar mejorar la experiencia de sus usuarios y, de paso, ser más atractivo para los anunciantes: se mantendrán los de 15-20 segundos

ESPAÑA. Los videos es, hoy en día, el contenido a explotar por los servicios digitales. Las conexiones más rápidas y el auge del teléfono móvil inteligente han allanado el desafío de sacar tajada de este asunto que impregna todos los estamentos de internet. Y Alphabet (Google) ha apostado por ellos en su plataforma YouTube, aunque el gigante americano aspira a ajustar la naturaleza de las inserciones publicitarias para que los anuncios de más de treinta segundos sean la última opción.

El gigante de internet dará un giro de 180 grados a su estrategia digital para intentar mejorar la experiencia de sus usuarios y, de paso, ser más atractivo para los anunciantes. Y, para ello, se trabaja para eliminar los anuncios de 30 segundos que no pueden saltarse y que pueden ser molestos a la hora de reproducir el contenido.

Esta medida, según desvela el medio especializado «The Verge», se aplicará a partir de 2018. Afectarán, pues, a los anuncios llamados «pre-roll» -aquellos que aparecen antes de la reproducción de los videos-, el modelo publicitario adoptado por YouTube. No obstante, la idea que baraja la compañía apunta a que los videos previs con duración de 15 o 20 segundos sí se mantengan, al tiempo que los que ronden los 6-7 segundos aumentarán su presencia.

La fórmula, en efecto, es sencilla. A menos tiempo de los videos, más posibilida de consumir videos. A más consumo, más publicidad y, por tanto, un aumento de los ingresos publicitarios. YouTube introdujo en abril de 2016 el formato llamado «Bumper Ads», unos anuncios que tampoco se pueden saltar y que tienen una duración muy corta. Los vídeos publicitarios de más de 30 segundos no gustan a los usuarios y en su lugar se centrará «en formatos que funcionen tanto para los usuarios como para los anunciantes».

Frente a esta estrategia, Facebook, que también ha venido apostando por los contenidos audiovisuales en los últimos tiempos, ha adoptado otra fórmula, la llamada «mid-roll» -anuncios a mitad de la reproducción- de cara a atraer a los anunciantes. La red social cuenta con un servicio de retransmisión en «streaming» desde donde ya ha comenzado a experimentar con coberturas en directo de eventos deportivos. (ABC/LA NACIÓN)