Internacional

“Yo cumplí con mi deber”: El canciller de México se deslinda de cualquier responsabilidad en el accidente de la Línea 12 del Metro

El el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y exjefe de Gobierno de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, se deslindó este martes de cualquier responsabilidad relacionada con el accidente en la Línea 12 del Metro, que dejó 26 personas fallecidas y 98 heridas.

“Yo hice lo que tenía que hacer. Si no, no estaría aquí, no podría yo dar la cara. Actué profesional y de una manera íntegra“, afirmó el canciller durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Como jefe de Gobierno (2006-2012), Ebrard anunció la construcción de la Línea 12 del Metro, que tendría beneficios en el tiempo de desplazamiento de los habitantes del sur de la capital mexicana, y después de cinco años de retrasos por problemas relacionadas con el proyecto, fue el encargado de inaugurar la obra el 30 de octubre de 2012.

Causas del colapso

Tanto el dictamen independiente que realizó la empresa noruega DNV, como el estudio que realizó la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México (FGJCDMX), concluyeron que la causa principal del fatal accidente estuvo en las deficiencias de origen en el diseño y en el proceso de construcción de la obra.

Por lo tanto, las autoridades anunciaron que “cuentan con los elementos para imputar a una serie de personas morales y físicas que tuvieron bajo su cargo asegurar que las causas del colapso no se presentaran”. Entre las personas investigadas estarían exfuncionarios, incluyendo Enrique Horcasitas, quien era el director del Proyecto Metro cuando Ebrard era el jefe de Gobierno de la capital.

Es en este contexto que el canciller mexicano fue cuestionado por medios locales este martes durante la conferencia de López Obrador.

“Lo que vi la semana pasada es que se pusieron o no se pusieron pernos o que estaba mal una soldadura”, dijo Ebrard sobre los resultados de las pruebas periciales que realizaron las autoridades para determinar las causas del desplome de un puente elevado cuando transitaba un tren lleno de pasajeros, dejando 26 muertos.

“Yo creo que el jefe de Gobierno es muy difícil que pueda supervisar eso personalmente, para eso se creó un organismo muy grande, que se llama Proyecto Metro, que tenía autonomía técnica y financiera, e intervino un consorcio con muchísimas empresas y el encargado de la supervisión de la obra fue el Premio Nacional de Ingeniería, intervino hasta el Instituto Nacional de Ingeniería de la UNAM en ese tramo”, agregó Ebrard.

Asimismo, el canciller mexicano recordó que el proyecto estuvo a cargo de la empresa ICA, que ya “había construido casi todo” el Metro, y que contó con la participación de constructoras certificadas, así como el reconocido ingeniero Alejandro Vázquez Vera.

Yo cumplí con mi deber en ese momento, es lo que tenía que hacer”, reiteró Ebrard.

Fuente: actualidad.rt.com