Opinión

Yilport crónica de un abuso anunciado

Por Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Hace algunos meses comenté al respecto (Barco a la deriva), la empresa de Turquía la tierra de un dictadorzuelo igual que el de Venezuela que vino a visitar al hoy ex Presidente, se llevó como gran botín la concesión por cincuenta años Puerto Bolívar en la provincia de El Oro que es el segundo puerto a nivel nacional.

Pretende con el respaldo de algunas autoridades la elevación de las tarifas hasta en un cien por ciento, perjudicando las actividades agrícolas de exportación y en consecuencia repercutirán en una población cercana a los doscientos mil compatriotas dedicados directa e indirectamente en la producción de Banano y Camarón.

La concesión a dedo de los tres principales puertos ecuatorianos fueron adjudicados sin ningún tipo de concurso, por el mismo dedo experto en Twitter. Esta empresa a la que nos estamos refiriendo ya está empezando a sacar las garras de la extorsión a la actividad que es motor de la economía nacional, cuando fueron adjudicadas ofrecieron incrementar las exportaciones de minerales y sacar carga del norte del Perú, ofrecimientos hasta ahora incumplidos.

Las últimas concesiones de los tres puertos deberían ser investigadas a profundidad, sus adjudicaciones no son las acostumbradas en cuanto a la duración de las concesiónes, con el tiempo saldrán a la luz los abusos en contra de los productores y exportadores que lejos de favorecerse están siendo perjudicados, lo más grave es que con el alza desmesura de las tarifas Puerto Bolívar perderá su competitividad creando más desempleo en la zona de influencia.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.