Actualidad

Ya son más de 3.000 los detenidos en Ecuador desde el estallido del «conflicto armado»

Un total de 3.052 personas fueron detenidas en Ecuador desde la declaración de «conflicto armado interno» contra bandas del narcotráfico, que incluye la intervención de las fuerzas armadas y de seguridad, y los homicidios bajaron de 27 a 11 por día, según informaron hoy autoridades policiales y militares, que además revelaron que están «cada vez más cerca» de dar con el fugado líder de Los Choneros, Adolfo «Fito» Macías.

Desde el 9 de enero, día del decreto del presidente Daniel Noboa que militarizó las calles, se realizaron 85 operaciones contra «grupos terroristas», la denominación que le dio el Gobierno a 22 bandas criminales y narcotraficantes.

Entre los detenidos, 158 fueron acusados por presunto terrorismo, amplió la policía ecuatoriana.

El comandante de la Policía, César Zapata, destacó que los homicidios diarios se redujeron de 27 a 11 desde que los militares están desplegados en las calles de las principales ciudades para frenar la arremetida de las bandas narco.

Hay «una tendencia a la baja en las muertes violentas, teniendo un promedio de 10,8 (crímenes) diarios», dijo Zapata en conferencia de prensa. Y detalló que entre el 1 y el 8 de enero la media de asesinatos había sido de 27,6 por día.Tras conocerse el 7 de enero la fuga de Macías, líder de la banda Los Choneros y vinculado al cártel mexicano de Sinaloa, que cumplía 34 años de cárcel en la provincia de Guayas, Ecuador registró una cadena de hechos violentos.

Pocos días después, Fabricio Colón Pico, alias Capitán Pico, señalado como uno de los cabecillas de Los Lobos y acusado por la fiscal general del Estado, Diana Salazar, de participar en un plan para asesinarla, también se evadió de otra cárcel.

Ante la ola de violencia, Noboa declaró el 9 de enero el estado de excepción por 60 días para movilizar militares a las calles y ordenó un toque de queda nocturno.

Las organizaciones narcotraficantes respondieron con una ofensiva que dejó una veintena de muertos, motines en cárceles, 200 rehenes en prisiones, policías secuestrados y ataques con explosivos.

El presidente también ordenó a las Fuerzas Armadas «ejecutar operaciones militares» contra 22 grupos criminales, que pasaron a ser concebidos como un «objetivo militar» para el Ejército.

Ayer, Noboa adelantó que el Gobierno implantará una «semaforización» del toque de queda, de modo que en «ciertos cantones» la medida se cumplirá en horarios distintos según la situación que registren, también como forma de «reactivar la economía».Y esta tarde dispuso por decreto esa división, que estableció una división de cantones en tres fases: alto, medio y bajo.

Ecuador está dividido en 24 provincias y estas, a su vez, en cantones (221 en total). Por decisión de Noboa, 160 cantones recuperaron la libre circulación.

Del resto, 38 mantienen la restricción de 24 a 5 (Guayaquil, Machala, Quito, Manta, Montecristi, entre ellos) por ser de riesgo alto, y en otros 23, de riesgo medio, el toque de queda rige de 2 a 5 (Riobamba, Cuenca, Azogues, entre otros).

El Ejecutivo mantiene las clases virtuales para estudiantes de Quito y tres provincias costeras consideradas las más violentas del país.

Mientras, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Jaime Vela, afirmó que alias Fito es buscado «con la colaboración de la Inteligencia de Colombia y Estados Unidos» y que las fuerzas de seguridad están sobre sus pasos.

«Con respecto al objetivo de alto valor conocido como alias Fito, cada vez estamos más cerca. Para esto nosotros tenemos colaboración con Inteligencia de Estados Unidos y con Inteligencia de Colombia, que nos están apoyando notablemente en este tipo de trabajo», declaró Vela.

La familia del líder se había instalado recientemente en Argentina y el fin de semana último fue deportada al Ecuador.

Vela también confirmó que se intervinieron diez centros de privación de la libertad con el objetivo de buscar armas, municiones, explosivos y sustancias sujetas a fiscalización.

El funcionario añadió que esperan poder completar las requisas en la totalidad de los 35 centros penales del país.A modo de balance, mencionó que fueron liberados 201 rehenes, entre ellos guías penitenciarios y personal administrativo retenidos por los reos.

También Zapata puso de relieve la «cercanía» de las fuerzas de seguridad a Macías. «Y ‘Fito’ lo está sintiendo», agregó.

Sobre los familiares de «Fito», entre ellos su esposa, Inda Peñarrieta, Vela dijo que al no haber ningún proceso judicial en contra son «personas libres», aunque sí tienen vigilancia sobre ellos.

Por: Télam