Economía

Ya se ha perdido un 30% de la producción de plátano de Canarias en La Palma por el avance de la lava

Más de tres semanas después de que el volcán de Cumbre Vieja entrara en erupción, la lava que sigue fluyendo desde su interior continúa asolando todo a su paso sin que se pueda prever su final, arrasando además de viviendas e infraestructuras plantaciones plataneras. La producción de plátanos de Canarias es el motor económico de la isla que supone el 50% del PIB y el 30% de los empleos; en La Palma más de 5.300 productores cultivan el 35% de toda la producción de esta fruta en el archipiélago –149 millones de kg/año–, y cerca de 10.000 familias en la isla dependen directamente de esta actividad.

Por ello, la lava ha impactado fuertemente en esta actividad. De hecho, se estima que ya se ha perdido un 30% de la producción de plátano en la isla. La lava ha sepultado 40 hectáreas de plantaciones, mientras que otras 450 hectáreas están en la zona cero, sin agua y con una concentración muy alta de cenizas.

A esto hay que añadir que existen entre 650 y 700 hectáreas con limitaciones en los accesos y fincas de toda la isla afectadas por la ceniza, según datos aportados a El Español por la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan).

Y el problema es que los expertos desconocen cuándo parará la actividad del volcán; por lo que, de seguir así, el daño en las plantaciones en los próximos días y semanas podría ser mucho mayor aún. De ahí que los productores sigan en alerta.

Congelar plátanos
A pesar de la situación, los productores de plátanos se han visto muy arropados por las Administraciones públicas y la ciudadanía, que no han dudado en defender la calidad de esta fruta. Desde Asprocan agradecen todas las muestras de cariño recibidas y las iniciativas en las que se anima a jóvenes y mayores al consumo de esta fruta.

También han surgido algunas iniciativas como el acuerdo entre la Unión Corp. y la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias para iniciar pruebas de congelación del Plátano de Canarias dañado por las cenizas del volcán. Para ello, están usando una nueva tecnología de congelación que consigue conservar todas sus cualidades de sabor y nutrientes de la fruta una vez es descongelada.

El objetivo de esta iniciativa es luchar contra el desperdicio alimentario de un producto que, aunque se encuentra en perfecto estado para su consumo, por normativa europea no es apto para ser comercializado por encontrarse dañado, exclusivamente, en su imagen exterior.

FUENTE freshplaza.es