Opinión

Y solo van 6 días.

María Sol Camacho B./ Guayaquil

Solcamacho@uees.edu.ec

Traté de escribir otro tema que no sea fútbol, pero créanme que, en esta semana, con los partidos que he visto, mi cabeza solo está enfocada en el rey de los deportes.

Primero, el más importante: Ecuador, nos regaló una victoria de dos goles, un tercero anulado (injustamente), el jugador Enner Valencia ingresó a la lista de los jugadores que han marcado goles en el primer partido mundialista, y rompimos el récord de derrotar al país anfitrión, los comentarios realizados por la prensa internacional han sido extraordinarios.

Entre las características que definen al futbol está lo impredecible que puede llegar a ser, no obstante, fue lo ocurrido en el partido Argentina – Arabia Saudita, uno de los equipos favoritos y posible finalista a la final, se le imposibilitó la victoria y el empate; ocurrió lo mismo, con la imponente Alemania quien perdió contra Japón.

Otro aspecto que ha ganado reflectores es la cantidad de empates sin goles de selecciones como Croacia, Dinamarca Uruguay; lo cual me resulta un tanto aburrido, ya que los mundiales son conocidos por ser duelo de titanes; sin embargo, por aquellos empates, garantizan que los próximos partidos será matar o morir.

Indiscutiblemente la cantidad de offside no han tenido precedentes, ya que específicamente el martes 22 de noviembre, hasta perdí la cuenta de cuantas fueron observadas por el arbitraje.

También ciertas selecciones han brindado espectáculos como fue Inglaterra quien no tuvo piedad ante Irán y ganar ampliamente con un marcador 6-2, por otra parte, Francia, iba perdiendo contra Australia, consiguió reorganizarse, remontar y ganar ampliamente 4-1; pero la victoria más contundente fue de la Furia Roja, la selección española anotó incesantemente 7 goles, dejando a Costa Rica sin oxígeno.

Aún no sabemos lo que pueda pasar en los siguientes partidos, rectifico nada está dicho en el fútbol y en este mundial específicamente nadie ha podido acertar con todos los pronósticos.

Espero que Ecuador nos regale una victoria, nos invite a seguir soñando con octavos de final, seguir haciendo historia, pero sobretodo que el mundo conozca que en nuestro país tenemos fútbol de calidad sin nada que envidiar a ningún equipo “de los grandes”. Me permito recordarles que en los partidos amistosos nuestra selección empató contra Arabia Saudita y Japón; si aquellos equipos que ni la Argentina de Messi, ni la Alemania de Müller pudieron conseguir.

Vamos a seguir sacando pecho por la plantilla que tenemos en Ecuador, una de las selecciones más jóvenes que se ha ganado su lugar y sigue construyendo su reputación, citando las palabras de Louis Van Gaal, el DT de Países Bajos “Ecuador es un rival muy duro” siendo así, vamos TRI, a ponérsela no difícil, sino imposible a los holandeses.