Internacional

Xi concluye viaje por Europa con claro mensaje sobre fortalecimiento de cooperación

BUDAPEST, El presidente chino, Xi Jinping, concluyó este viernes  10 de mayo de 2024, su primer viaje a Europa en cerca de cinco años, reiterando a los líderes europeos que China sigue siendo un socio comprometido y que está dispuesta a fortalecer la cooperación de beneficio mutuo entre las dos partes.

Durante seis días, los viajes de Xi lo llevaron a Francia, Serbia y Hungría en donde subrayó constantemente la importancia de la relación China-Europa para alentar la paz y la prosperidad mundiales.

El mensaje, pronunciado en medio de un proteccionismo creciente y de tensiones geopolíticas cada vez mayores, representó el último esfuerzo de China por promover la estabilidad y la cooperación en el escenario global.

En una reunión trilateral realizada el lunes en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, Xi dijo que la cooperación China-Unión Europea (UE) es esencialmente complementaria y de beneficio mutuo y que China siempre ve las relaciones con la UE desde una perspectiva estratégica y de largo plazo.

Esta relación no está dirigida en contra de ningún tercero ni debe depender o ser dictada por terceros, dijo Xi.

Macron, un importante partidario de la autonomía estratégica de Europa, enfatizó que Francia y la UE necesitan fortalecer la cooperación con China pues esto afecta el futuro de Europa.

Francia espera fortalecer el diálogo y la cooperación con China y reforzar la confianza mutua y la amistad entre Francia y China, así como entre la UE y China, dijo.

Durante mucho tiempo, Francia ha defendido la autonomía estratégica de Europa, dijo Eric Alauzet, presidente del Grupo de Amistad Francia-China de la Asamblea Nacional de Francia.

«Esto no significa retroceder después de la confrontación Oriente-Occidente (…) así que esta multipolaridad, este mundo multipolar y multilateral es lo que China y Francia quieren en común», dijo Alauzet.

Más tarde, en las conversaciones con Macron, Xi exhortó a las dos partes a defender la independencia y a evitar de manera conjunta una nueva Guerra Fría o confrontación de bloques.

En muchas ocasiones durante su estancia en Francia, Xi se refirió al establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Francia hace 60 años, un evento histórico en las relaciones entre China y Occidente.

Este significativo evento histórico, descrito por la prensa occidental de aquel entonces como «una explosión nuclear diplomática», agitó el discurso público en Occidente y tuvo un enorme impacto en el panorama internacional. Ocurrió ocho años antes del histórico viaje del expresidente estadounidense Richard Nixon a China en 1972.

En ese momento, el entonces líder francés, el general Charles de Gaulle, señaló, según informes, que Francia tenía que escuchar la voz de China directamente y viceversa y que los Gobiernos que mantenían una actitud de esperar y ver qué pasa, tarde o temprano tendrían que seguir el paso de Francia.

En un artículo firmado publicado el domingo en el diario francés Le Figaro, Xi señaló que «la historia es nuestra mejor maestra» ya que el mundo actual «está lejos de estar en calma y una vez más enfrenta una multitud de riesgos».

«China está lista para trabajar con Francia con el espíritu que guió el establecimiento de nuestros lazos diplomáticos con el fin de forjar una asociación estratégica integral más fuerte entre nuestras dos naciones y de hacer nuevas contribuciones a una cooperación más fuerte de la comunidad global», escribió Xi.

«Hay tantas crisis que los grandes países como China y Francia deben trabajar juntos y el trabajo debe realizarse con un espíritu de multilateralismo», dijo el exprimer ministro francés Laurent Fabius.

Dada la gravedad de los principales desafíos globales como poner fin a conflictos, fortalecer el desarrollo económico y abordar el cambio climático y las importantes crisis de salud, una resolución efectiva requiere la cooperación entre todas las naciones, dijo.

En sus visitas a Serbia y Hungría, respectivamente, Xi y los líderes de estas dos naciones de Europa Central y Oriental anunciaron decisiones encaminadas a elevar el nivel de los lazos bilaterales.

Este fortalecimiento coincidió con los robustos y crecientes flujos de inversión de China en la región. Sólo de enero a marzo de 2024, la inversión de China en los países de Europa Central y Oriente subió 36,35 por ciento en comparación con el año anterior para llegar a cerca de 450 millones de dólares. Para marzo de 2024, el total acumulado de inversión china en la región de las naciones de Europa Central y Oriental alcanzó los 5.200 millones de dólares.

Tomemos Hungría como ejemplo. En 2023, Hungría logró atraer un total de 13.000 millones de euros (cerca de 13.860 millones de dólares) en inversión extranjera directa, de los cuales cerca de 8.000 millones de euros (8.530 millones de dólares) provinieron de China, dijo el ministro húngaro de Economía Nacional, Marton Nagy, en una entrevista con Xinhua.

La parte húngara espera impulsar aún más la cooperación con China en las áreas de comercio exterior, inversión de capital, infraestructura, logística, inteligencia artificial y nueva energía, entre otras, dijo.

Ese es también el caso de Serbia. «En los últimos dos años, China se ha convertido en el mayor inversionista extranjero directo en Serbia, lo cual ha generado numerosos beneficios al país», dijo Jelena Grubor Stefanovic, directora de la oficina de representación de la Cámara de Comercio e Industria de Serbia en China.

«Ahora Serbia tiene más oportunidades para centrarse sistemáticamente en atraer inversiones de China en sectores industriales con alto valor agregado como ciencias de la vida, economía digital, industria automotriz, el sector agrícola inteligente y el desarrollo verde», dijo.

Chen Fengying, investigadora de los Institutos de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, dijo que la cooperación fortalecida de China con Serbia y Hungría ha estimulado el crecimiento económico local y ha elevado los estándares de vida.

Este éxito constituye un ejemplo convincente de los beneficios tangibles obtenidos de la creación de asociaciones con China y del progreso colectivo, dijo Chen.

Este logro también ha tenido una notable influencia inspiradora y motivadora en otros países de Europa Central y Oriental, agregó.

La visita de Xi a Europa se produce mientras Washington maniobra para reunir a sus aliados en Occidente para «eliminar los riesgos» y se «desacoplarse» de China, y desacelerar el progreso de alta tecnología del país, tácticas proteccionistas que los líderes europeos rechazan.

En la reunión trilateral entre China, Francia y la UE, Macron reiteró que la UE rechaza la lógica del desacoplamiento.

La UE da la bienvenida a la inversión y la cooperación de las compañías chinas en Europa, dijo Macron durante la reunión trilateral, y señaló que la UE espera intensificar la cooperación con China y salvaguardar conjuntamente la seguridad y la estabilidad de las cadenas de valor y de suministro en Europa.

«Considero que la cooperación económica entre Europa y China es algo muy importante. China es fuerte y es por eso que Europa tiene que desarrollarse y ser fuerte también», dijo el lunes a Xinhua Marc-Antoine Jamet, secretario general del grupo LVMH, antes de la ceremonia de clausura de la sexta reunión del Consejo Empresarial China-Francia.

Fuente:  XINHUA