Deportes

Xavi levanta su vigésimo cuarto título con el Barça

BARCELONA. El capitán del Barcelona Xavi Hernández está teniendo el final soñado como azulgrana, y hoy levantó su vigésimo cuarto título con el Barça, después de ganar en la final de la Copa del Rey al Athletic Club (1-3), en el Camp Nou.

Lo hizo, esta vez, junto a su compañero Andrés Iniesta, el hombre que pasará a ser el primer capitán cuando Xavi abandoné el club al final de esta temporada para jugar en el Al Sadd catarí.

Ambos jugadores subieron hasta el palco del coliseo azulgrana para recibir, de manos del Rey Felipe VI, el trofeo que le acerca un poco más al ansiado triplete, que podría lograr de aquí una semana en Berlín, si vence al Juventus italiano en la final de la Liga de Campeones.

Instantes antes, el capitán del Athletic, Carlos Gurpegui, recogía el trofeo de subcampeón y se lo dedicaba a su afición, hoy en evidente mayoría en el Camp Nou, pero que volvió a ver cómo su equipo perdía con claridad una nueva final copera con el Barcelona.

Antes de la entrega de trofeos, la plantilla azulgrana ya lo estaba celebrando, con cava, sobre el césped, mientras los aficionados culés cantaban ‘¡Campeones, campeones!’ y coreaban el nombre de Messi, de nuevo el indiscutible protagonista de la final.

Mientras, en la otra mitad del terreno de juego, Iturraspe lloraba desconsolado y Piqué se acercaba a saludar, uno por uno, a los jugadores del Athletic.

Al central catalán se le vio especialmente feliz por el título. incluso pidió unas tijeras para cortar parte de la red de la portería del fondo sur para llevársela de recuerdo, una costumbre típica en el baloncesto, deporte del que es muy aficionado.

Tras la entrega de trofeos, la afición bilbaína y los jugadores de Ernesto Valverde desaparecieron de la escena y fue el turno para el Barça.

Los futbolistas azulgranas lo celebraron primero con sus seguidores para dar paso, poco a poco, a una celebración más familiar, con la presencia en el césped de sus hijos, algo que empieza ya a ser habitual en cada celebración. (Efe/La Nación)