Tecnociencia

Windows 11 eliminará la característica que más molesta a sus usuarios

Microsoft está probando una tecnología para instalar las actualizaciones de seguridad de Windows 11 sin reiniciar el ordenador.

Microsoft podría eliminar una de las características más molestas de Windows en su próxima actualización. El gigante tecnológico analiza un nuevo modo de instalar las actualizaciones de seguridad sin reiniciar el ordenador. Con ello, los usuarios se librarán del reinicio obligatorio que interrumpe la productividad o las sesiones de juego.

La compilación 26058 de Windows 11 Insider, disponible en los canales Canary y Dev, incluye una opción en la que puede instalarse sin reinicio. Para ello necesitas activar la Integridad de Memoria, una función del sistema operativo que protege tu ordenador ante ataques de malware que puedan vulnerar el kernel. De acuerdo con Microsoft, aquellos que la habiliten, efectuarán la instalación sin reinicio obligatorio.

La Integridad de Memoria se encuentra dentro del menú Aislamiento de Núcleo, una opción de Windows Security que protege los procesos principales importantes de Windows al aislarlos en la memoria. Al activar la Integridad de Memoria, se crea un entorno aislado mediante virtualización de hardware, por lo que el malware no puede usar controladores de bajo nivel para secuestrar el equipo.

¿Qué tiene que ver eso con las actualizaciones y reinicios? El Aislamiento de Núcleo forma parte de la Seguridad basada en virtualización (VBS), una solución que, a su vez, permite utilizar una tecnología para parchear Windows sin necesidad de reiniciar el equipo. Microsoft la define como «Hotpatch para máquinas virtuales» y se utiliza en Windows Server 2022.

La ventaja principal del Hotpatch es que las actualizaciones de seguridad de Windows se instalan más rápido sin reiniciar. Los paquetes incluyen menos archivos binarios, por lo que no consumen tantos recursos de disco y CPU, agilizando la carga de trabajo.

Windows 11 dirá adiós a los reinicios tras las actualizaciones de seguridad

windows 11

Según Windows Central, al instalar la versión 26058 se agrega la cadena ge_release_svc_hotpatch_prod1.240211-0859 al nombre de compilación de Windows, lo que confirmaría el uso de una tecnología que hasta ahora era exclusiva de Windows Server. Fuentes cercanas a la tecnológica confiaron al medio que Microsoft planea llevar esta tecnología a Windows 11, por lo que podríamos verla desplegada este año.

El reinicio obligatorio en los parches de seguridad es una característica que se aplica desde los inicios de Windows Update con Windows 98. En algunas versiones del sistema operativo, los usuarios tenían que esperar horas para concluir la instalación. Windows descargaba las actualizaciones sin avisar y el usuario reiniciaba por error al presionar la notificación de la barra de tareas.

Pese al avance en las velocidades de conexión y prestaciones de hardware, el proceso de actualizar Windows 11 no ha cambiado mucho. La versión actual del sistema operativo omite los detalles técnicos para no confundir al usuario común, pero mantiene el reinicio obligatorio. Es por ello que muchos usuarios dependen a trucos como cambiar las directivas de grupo o deshabilitar Windows Update.

Las actualizaciones de seguridad sin reinicio obligatorio por medio de Hotpatch podrían implementarse en Windows 11 24H2, la próxima gran actualización de Windows.