Opinión

Windows 10 funcionará con procesadores ARM pero debemos olvidarnos de los móviles

Del funcionamiento de Windows 10 completo sobre procesadores ARM lleva hablándose casi desde el lanzamiento del sistema operativo de Microsoft. Fue, de hecho, una de las características esgrimidas para considerar que el sistema operativo sería muy útil en teléfonos móviles, dado que todo el ecosistema de smartphones se mueve con chips ARM, construidos con esta arquitectura.

Poder ejecutar un sistema operativo completo en un teléfono móvil se convertía así en algo muy atractivo pues podía combinarse con Continuum, de forma que llevábamos un ordenador con Windows 10 completo en el bolsillo a la espera de encontrar un dock y una pantalla a la que conectarlo. Por desgracia, esto no va a ocurrir. Lo ha confirmado Belfiore, la compatibilidad con chips ARM no es ni será para teléfonos móviles.

Los teléfonos y sus baterías

El máximo responsable de Windows 10 ha sido el encargado de echar un jarro de agua fría sobre los que esperaban poder ejecutar Windows 10 en teléfonos móviles. Pero no la versión específica para teléfonos sino uno sistema completo, un portátil en toda regla embutido en pantallas de 5,5 pulgadas o poco más. No se podrá, no ha sido diseñado para ello.

Según Belfiore, la compatibilidad de Windows 10 con arquitecturas ARM abre la posibilidad de comenzar a traer ordenadores portátiles, tablets y convertibles con estos procesadores en lugar de con la arquitectura X86. Pero eso no significa que la versión completa de su sistema operativo vaya a poder ejecutarse en teléfonos móviles y, desde luego, no en los actuales. (