Opinión

Waffle Bar: Masas artesanales que se derriten en tu boca

Al retornar al Ecuador una emprendedora guayaquileña, decidió crear una marca que viene endulzando los paladares ecuatorianos con un postre novedoso de distinto sabores.

GUAYAQUIL. El suave aroma del chocolate y la mezcla de sabores exóticos envolvieron hace 1 año a Beatriz Ceballos, luego de realizar un masterado en España de Administración de Empresas, se dio cuenta que los waffles son algo más que un postre. A partir de ese momento, luego de varios estudios de mercado y pruebas hace un mes, creó su marca denominada Waffles Bar.

Esta marca se caracteriza por la elaboración de productos con materiales 100% ecuatorianos y de calidad, con distintos sabores desde chocolate, vainilla o simplemente solo se impone en el mercado como pionera en este tipo de emprendimiento.

Batidoras, wafleras, mangas pasteleras, huevos, azúcar y entre otras cosas, es común verlos en la cocina de su casa, en una urbanización ubicada en Samborondón.

El waffle es una especie de torta con masa crujiente parecida a una galleta tipo oblea de origen belga que se cocina entre dos planchas calientes.

Waffle Bar ofrece al mercado: los tradicionales Waffles (panqueques, pero un poco más gorditos mezclados con harina y huevos), distintas salsas hechas de nutella, helados, de manjar y con distintas frutas.

Estos postres se caracterizan por ser suaves y puede amoldarse fácilmente con cualquier sabor o acompañantes a elegir.

Los precios oscilan desde $3 en adelante dependiendo de las cantidades, tipo de masa y la decoración que elija el cliente. Los pedidos se los realiza a través de sus redes sociales Instagram, @wafflebarecuador y Facebook, WaffleBar.

“La gente debe atreverse antes de emprender en un negocio a creer en la marca, ser constantes, no desmayar ante cualquier adversidad, esa es la clave que debería tener todo emprendedor” recalcó Ceballos, quien adoptó esa frase al momento de abrir su marca.

Entre sus planes a corto plazo, está seguir trabajando con Waffles, tener sus propias salsas y seguir comercializando los Waffles congelados para distribuirlos en todo el país y en el extranjero. (AGS/ La Nación)