Actualidad

Vuelven las sanciones para peatones

Desde el año 2008 hay una ley de tránsito que penaliza a las personas por no respetar sus artículos.

GUAYAQUIL. La mayoría de los peatones prefiere arriesgarse y cruzar al otro extremo de la vía toreando a los vehículos. Así como no respetar los semáforos en rojo, caminando en medio de los vehículos, son algunas de las contravenciones que los transeúntes cometen diariamente en la ciudad.

Esto a pesar de que existe el artículo 139 de la Ley de Tránsito, que entró en vigencia en 2008, donde se señala que los peatones que no transiten por las aceras o zonas de seguridad destinadas para el efecto en las vías públicas, se incluye entre las contravenciones leves de primera clase.

En la av. 25 de julio, a unos metros del Mall del Sur, existe un paso peatonal pero con poca utilización. A pesar de que la vía tiene cuatro carriles (dos por sentido) y algunos vehículos en ese tramo superan los 90 km/h, a las 07:30 de ayer, varios peatones intentaban cruzar la calle.

Esta infracción es castigada con multa equivalente al 5% de la remuneración básica unificada del trabajador en general. Ayer, El jefe de Tránsito, coronel Luis Lalama, realizó junto a estudiantes del Tecnológico Espíritu Santo, una campaña para concientizar a peatones para que utilicen paso peatonal.

“Aquí lo importante es que la ciudadanía colabores utilizando el puente peatonal o el paso cebra. Si no lo hace, esto genera en muchos casos accidentes de tránsito. Muchas veces por esa imprudencia involucra a choferes que no tienen nada que ver”, resaltó Lalama.

Lo mismo ocurre en el puente ubicado en la av. Perimetral. Allí, ni la valla colocada en el parterre con el fin de obligar a los ciudadanos a utilizar el paso funciona, y el puente peatonal es ignorado.

En la av. Las Américas, a unos metros del cuartel Modelo, a Daniel Macías le tomó 30 segundos cruzar la vía; si hubiera utilizado el puente, se habría demorado 15. “Prefiero cruzar por la calle, porque es más rápido. Sí se corre riesgo, pero por el puente me demoro más”, dijo.

Por ese motivo, las multas serán más frecuentes. Ahora el agente de tránsito tendrá la obligación de pedir al infractor la cedula de ciudadanía, con lo cual procederá a aplicarle una citación, al igual que un conductor. Aunque Lalama advirtió que no es fácil.

“A la hora de sancionar algunos miembros de la CTE tienen un problema. En algunas ocasiones, los peatones que cometieron la falta no poseen el documento de identidad, aunque la ley dice que: ‘el agente tiene que ir con el contraventor a algún sitio -puede ser a la casa- a ver el documento’, pero algunas personas dicen que no viven aquí, en Guayaquil, que vienen de otras provincias”.

Lalama indicó que cuando tienen este caso se da una charla al peatón para que concienticen en el riesgo que corren al cruzar las calles o avenidas. En lo que va del año, el profesional señaló que se han sancionado a 800 personas.

Mientras que el año pasado 17 mil infractores fueron sancionados. (DO/La Nación)