Internacional

Vuelven a aumentar casos y muertes por COVID-19 en asilos de EEUU

WASHINGTON,  (Xinhua) — Los casos de COVID-19 en los asilos de Estados Unidos están aumentando para alcanzar otro pico en medio del repunte de Ómicron en todo el país, indicaron los datos más recientes de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Los asilos reportaron más de 32.000 casos de COVID-19 entre los residentes en la semana que terminó el 9 de enero, casi un récord, y un incremento de cerca de siete veces respecto del mes anterior, de acuerdo con los datos de los CDC.

El nuevo incremento semanal de casos de COVID-19 en asilos es el más alto desde la semana que terminó el 20 de diciembre de 2020 cuando se reportaron más de 32.000 casos.

Durante la misma semana se reportaron 645 decesos relacionados con la COVID-19 entre los residentes de asilos, un aumento de más de 30 por ciento respecto de la semana anterior. Expertos en salud temen que las muertes puedan seguir aumentando pues la variante Ómicron sigue propagándose rápidamente en todo el país.

Los funcionarios de los asilos están respondiendo al repunte limitando las visitas, restableciendo el distanciamiento social e impulsando a más residentes y personal a vacunarse y a recibir un refuerzo.

Los residentes de los asilos fueron los más afectados desde el comienzo de la pandemia en el país. En diciembre de 2020, las muertes semanales en los asilos alcanzaron alrededor de 6.200.

Expertos han señalado que las altas tasas de vacunación entre los residentes de los asilos han ofrecido una fuerte protección a este grupo etario.

Hasta el 13 de enero, 95 por ciento de las personas de 65 años o más en el país habían recibido al menos una dosis de una vacuna contra la COVID-19, y 87,9 por ciento estaban vacunados por completo, de acuerdo con los datos de los CDC.

El reciente repunte de COVID-19 en Estados Unidos impulsado por la muy contagiosa variante Ómicron está conduciendo a un récord de casos y hospitalizaciones y a una escasez crítica de personal médico.

Actualmente, el país registra en promedio cerca de 800.000 nuevos casos de COVID-19 y alrededor de 1.800 nuevos decesos diarios, lo que representa un significativo aumento semanal, de acuerdo con los datos más recientes de los CDC.

Algunas universidades en todo el país volvieron a clases en línea luego de que los estudiantes regresaron a la escuela tras las vacaciones de invierno, a fin de evitar un aumento de los contagios en el campus.

El domingo, el cirujano general de Estados Unidos, Vivek Murthy, dijo que las próximas semanas serán difíciles.

«El desafío es que el país no está avanzando todo al mismo ritmo», dijo Murthy en una entrevista con CNN. «La ola de Ómicron comenzó más tarde en algunas otras partes del país. No debemos esperar un pico nacional en los próximos días».

 

 

Xinhua (xinhua-news.com)