Opinión

Vivo muriendo y muero viviendoa��

A�Dr. Miguel Palacios Frugone

miki.palacios1@gmail.com

Siempre soA�A� con alguien como tA?.
Te amA� aA?n antes de amarte.
Eras una realidad concebida por mis sueA�os.
Te reconocA�; cuando te conocA�.

En ese mA?gico momento supe que encarnabas todo lo que habA�a idealizado.
No lo podA�a creer; crA�eme.

Estaba tan conmocionado, que me parecA�a imposible llegar a algo contigo.
Al pasar de los dA�as descubrA�a que eras mucho mA?s de lo que habA�a imaginado.
Me encantaba descifrar tus mA?ltiples detalles.

La felicidad que me dabas con el amor que me otorgabas, era la consecuciA?n de un sueA�o que se hizo realidad.

Llegaste a mA� vida cuando caminaba por mis tiempos de otoA�o.
Fuiste la primavera que rejuveneciA? mis A?ridos sembrA�os.
Me irrigaste con el rocA�o de tus fluidos derramados.
Cundiendo a mi jardA�n con una infinitud de hermosas flores.
Sin ti soy el insonoro grito de un eco enmudecido.

Un despacio espacio del retumbo quedo que se llena de oquedades pardas.
Una falsa historia de plazos sin barreras; unos mitos de hipotecas archivadas de presentes tristes.

Hoy mi pensamiento se preA�a de una misteriosa irrealidad sin tiempo.
No hay suceso que suceda sin que en mi mente suceda sin tu presencia.
Ahora agonizo en la silente soledad de mis recuerdos.
Porque vivo muriendo y muero viviendo sin ti.