Actualidad

Vivero Forestal Provincial donó 363 árboles

Esta es la primera entrega grande de plantas que realiza la Prefectura desde que inauguró su vivero en agosto del 2014, que fue creado para la reforestación de las cuencas hidrográficas de la provincia del Guayas.

GUAYAQUIL. El área de Conservación ‘El Guayacán’, ubicada al pie del lago de Chongón, en la parroquia del mismo nombre, perteneciente al cantón Guayaquil (Km 32 vía a La Costa), fue el beneficiario de la primera donación grande de árboles producidos en el Vivero Forestal Provincial del Guayas, que se realizó la mañana de este jueves 26 de febrero en la mencionada zona ecológica.

El encargado del centro de producción de árboles de la Prefectura, Geovanny Zambrano, hizo la entrega de 363 árboles al propietario del área natural, Miguel Sáenz De Viteri, quien deberá sembrar las plantas en los próximos dos días.

Entre las especies que recibió había Algarrobo, Guaba de Machete, Caña Fístula, Yuca de Ratón nativa, Yuca de ratón exótica, Jaboncillo, Cascol, Guachapelí, Fernán Sánchez, Guaba de Bejuco, Ébano, Guasmo y Ovo de monte.

Todos esos árboles son propios del bosque seco tropical, como lo es el sector donde fueron destinados a ser sembrados, que forma parte de la cordillera baja Chongón – Colonche.

Sáenz de Viteri explicó que 71 de las 99 hectáreas de su territorio están dentro del programa de áreas de conservación declaradas por la Prefectura y que busca proteger la vida silvestre de la flora y fauna que allí se encuentran.

‘El Guayacán’ cuenta con cerca de 88 especies de aves, cuatro tipos de árboles declarados en peligro de extinción, además de varias especies de mamíferos, cuya vida depende de que el bosque se mantenga protegido.

“Tenemos el proyecto de reforestar 10 hectáreas para enriquecer el ecosistema. La colaboración de la Prefectura, consistente en la donación de estos árboles, hace factible hacerlo con especies nativas”, informó el beneficiario.

Sáenz De Viteri añadió que espera potencializar el espacio como un área eco-turística que brinde experiencias a la población visitante, para crear conciencias en pro de la conservación de nuestras riquezas naturales.

El agrónomo dijo además que “con este esfuerzo que hacemos, al tratar de proteger un área donde sabemos que hay mucha vida, tratamos de dar un mensaje a la comunidad de permitirse conocer la belleza de nuestro medio y que ayuden a que se replique esta información, para que muchos más hagan conciencia”.

Zambrano, por su parte, indicó que el procedimiento para que el Vivero Forestal Provincial realice una donación de árboles a cualquier persona, institución u organismo interesado, consiste en emitir una solicitud dirigida al prefecto Jimmy Jairala, con copia a la directora de Gestión Ambiental, cargo que actualmente ejerce Cecilia Herrera.

Con la aprobación de la primera autoridad de la provincia, inmediatamente un equipo técnico del Gobierno Provincial realiza una inspección en el sitio destinado a la reforestación. Con esa revisión se determinará la cantidad de árboles y las especies que serán adecuadas al área donde serán sembrados.

“Cada beneficiario suscribe un acta en la cual se compromete a brindar cuidados por un mínimo de tres años a los nuevos árboles, hasta que ellos puedan vivir por si solos; es decir, quitar maleza, hacer coronamiento, regarlos en época de sequía, controlar que no sea devorado por ganado externo, entre otras cosas”, dijo el funcionario.

El técnico subrayó la importancia de la reforestación en la provincia. “Los árboles dan una serie de servicios eco-sistémicos: producen sombra, capturan el dióxido de carbono, nos proporcionan oxígeno, frutos, medicinas, maderas, son hogares de animales, almacenan agua en sus raíces protegiendo al suelo de la erosión, evitan el desbarranco de las riveras de los ríos, protegen las cuencas hidrográficas, entre otros beneficios que brindan al planeta”.(Prefectura del Guayas/La Nación)