Opinión

Visita Papal

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

La buena noticia de que Su Santidad Francisco visitará Guayaquil y Quito, después de 30 años que el Santo Papa Juan Pablo II visitara nuestro país, ha motivado al pueblo ecuatoriano. El honor de su visita alegra a todo el país a excepción de unos pocos resentidos.

La visita del Señor Presidente al Estado Vaticano llevó el agradecimiento que el noble pueblo ecuatoriano siente por la religión católica y por la presencia de el Papa de nuestra Patria Grande.

Los preparativos de la llegada al país en el mes de julio deberán estar listos en el mes de mayo, incluido el programa de actividades que en estos días está siendo estudiado por las autoridades de los dos estados y se están tomando las medidas para que todo sea seguro e impecable.

Esta grata y honrosa visita Papal no debe servir para ser utilizada políticamente sino más bien para unir a todos los ecuatorianos en paz y armonía como los desfiles del Primero de Mayo, pero, sin atacar a nadie, minimizar a los opositores y sin descalificar a personas que piensen diferente aunque sean de la Derecha Restauradora.

Nuestro Magistrado debería de hacer un -mea culpa- para no continuar dividiendo a toda la población ecuatoriana y demostrar que no es un fiel seguidor del famoso filósofo y político del renacimiento italiano Nicolás Maquiavelo autor del Tratado de Doctrina Política “El Príncipe” y creador de algunos pensamientos políticos como su célebre frase “Dividir para reinar”

Ojala que el pichón de la paz que representa a El Espíritu Santo ilumine la mente de nuestro Presidente y no siga impresionado con el pajarito que el difunto presidente Hugo Chávez lo usa para comunicarse con el Presidente Venezolano Nicolás Maduro.

Así mismo no sería prudente que en el momento de la despedida le diga la infaltable frase “Hasta la victoria siempre” de autoría del Revolucionario Guerrillero Argentino-Cubano Dr. Ernesto “Che Guevara”, que según anotaciones en su diario y versiones de varios autores fue traicionado y abandonado en Bolivia por Fidel Castro.

Esperemos que el MashiRafael aproveche las oportunidades que le está dando la vida.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.