Internacional

Visita de Biden y Trump a frontera con México es esencialmente «juego electoral», según expertos mexicanos

 

 La visita del jueves a la frontera entre Estados Unidos y México del presidente estadounidense, Joe Biden, y el exmandatario y precandidato republicano a la presidencia Donald Trump, fue esencialmente parte de un «juego electoral» que desdibuja la verdadera complejidad del fenómeno migratorio en la región, estimaron expertos mexicanos.

La visita tuvo como trasfondo los cambios pregonados por Biden y Trump para las políticas migratoria y fronteriza de Estados Unidos, en aras de mitigar los flujos crecientes de inmigrantes que llegan al país norteño y son señalados de desatar una «crisis de seguridad en la frontera con México».

 

El académico Óscar Misael Hernández, investigador de la Unidad de Matamoros del Colegio de la Frontera Norte (Colef) de México, dijo que la frontera Estados Unidos – México, se ha convertido en un «espacio de disputa política» para los comicios presidenciales de 2024.

Oscar Misael Hernández, investigador de la Unidad de Matamoros del Colegio de la Frontera Norte (Colef) de México:

«El tema de la seguridad fronteriza se ha vuelto el «corpus principal», o la maniobra que están utilizando los candidatos a la presidencia, porque se trata de un insumo que al final de cuentas les puede redituar mucho en todo el proceso electoral y en términos específicamente de los votos».

 

Pese a ello, contrastó el investigador, acudir a la retórica antiinmigrante y «satanizar» a los inmigrantes o responsabilizarlos de la mayoría de los males de Estados Unidos «se ha vuelto un recurso bastante útil para los políticos de ese país».

 

Oscar Misael Hernández, investigador de la Unidad de Matamoros del Colegio de la Frontera Norte (Colef) de México:

 

«Estamos ante un fenómeno como es la migración que vemos que es continuo, no solo es histórico, es continuo, es permanente. Lo único que se ha modificado en materia migratoria, es que se trata de flujos que cada vez son más heterogéneos y fugaces, son las 2 condiciones que tienen, pero van a permanecer».

 

José Luis Valdés, internacionalista y politólogo del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró de manera similar a la percepción de Hernández que las visitas a la frontera de Biden y Trump son parte de la campaña electoral.

 

«Los dos están haciendo campaña… Está por ver si vamos a tener resultados de esta visita».

 

El académico de la UNAM señaló que la visita tuvo un interés particular y adicional para Biden, «parar» al gobernador del estado de Texas, Greg Abbott, que «está violentando toda la normatividad federal con respecto a la migración y está tratando de expulsar a todo tipo de migrante».

 

Separada por escasos kilómetros del lugar que visitó Biden, Emily Herrera, de 34 años, es una de las centenares de personas que espera desde hace meses en el albergue para migrantes Dr. Alfredo Pumarejo, en Matamoros, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, una cita para iniciar el proceso de solicitud de asilo en Estados Unidos de manera regular Emily

 

Herrera, migrante sudamericana:

 

«Como todo migrante, pensamos y creemos que esta visita sea para mejorar y nos sea más fácil la entrada a los Estados Unidos, ya que cuando salimos de nuestro país, nos encontramos al llegar aquí con una barrera, a pesar de que hay un sistema como es la cita de CBP One, siento que esto está tardando mucho».

 

En los últimos años, la región latinoamericana afronta un incremento notorio de los flujos migratorios. De acuerdo con la Secretaría de Gobernación de México, 782.176 personas migrantes ingresaron al país de forma irregular en 2023, un incremento interanual del 77 por ciento.

 

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) contabilizó a lo largo del año fiscal 2023, un total de 2.475.669 detenciones de migrantes en la frontera con México, máximo histórico desde que las autoridades estadounidenses llevan el registro.

 

En medio de este escenario, donde la política se entrecruza con las vidas de los migrantes y un flujo migratorio que no parece disminuir por sus causas estructurales o de raíz, Biden y Trump continúan sus movimientos hacia lo que podría ser una revancha electoral en noviembre, en la que la inmigración se erige como el foco central de la campaña presidencial de ambos contendientes.

Con información de la oficina en la Ciudad de México. Noticias Xinhua.