Tecnociencia

Virus de la gripe aviar: la OMS advirtió que su propagación es preocupante para la salud humana

La propagación de la gripe aviar desde las aves domésticas y silvestres a más de 40 especies de mamíferos que habitan el planeta durante los últimos tres años es un “motivo de enorme preocupación”, según reconoció Jeremy Farrar, el director científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Existe el riesgo de que la infección sea adquirida por más personas y que se transmita entre humanos, si el virus evoluciona.

En el año 2020 apareció una nueva variante del virus que cambió todo. Técnicamente se llama “clado H5N1 2.3.4.4b”. Ya afectó a más de 40 especies de mamíferos, y se está expandiendo a más regiones geográficas del mundo, incluyendo la Antártida.

Ya ha provocado la muerte o el sacrificio de decenas de millones de aves de corral. Más recientemente, la propagación del virus en varias especies de mamíferos.

Qué pasó en Estados Unidos con la gripe aviar

Recientemente, en los Estados Unidos se detectaron brotes de la gripe aviar en el ganado vacuno en 8 estados, y un trabajador de una granja lechera de Texas contrajo la enfermedad.

Cuando la infección se desarrolla en los humanos, los síntomas pueden ser leves parecidos a los de la gripe común o también puede dar lugar a una inflamación ocular y un cuadro respiratorio grave que puede llevar a la muerte.

En el caso del afectado en Texas se trató de un hombre de Colorado que había estado expuesto directamente a aves de corral y se fue recuperando, según informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Por qué se dice que la gripe aviar es hoy una panzootia

Desde 2020 una nueva variante de la gripe aviar logró afectar a más de 40 especies de mamíferos. Habitualmente el virus solo alcanzaba a las aves (Senasa)

Desde 2020 una nueva variante de la gripe aviar logró afectar a más de 40 especies de mamíferos. Habitualmente el virus solo alcanzaba a las aves (Senasa)

En una conferencia de prensa en la sede de la OMS, en Ginebra, el director científico comentó sobre el estado actual de la llamada “panzootia” de gripe aviar, es decir, una enfermedad infecciosa grave que se extiende por grandes zonas del mundo y afecta a una o varias especies de animales en muchos países.

El doctor Farrar afirmó que el virus de la gripe aviar ha tenido una tasa de mortalidad “extremadamente alta” entre los varios centenares de personas que se sabe han sido infectadas hasta el momento. Hasta la fecha, no se ha registrado ninguna transmisión del H5N1 de persona a persona.

“El H5N1 es (una) infección gripal, que se inició predominantemente en aves de corral y patos y se ha extendido eficazmente en el curso de los últimos uno o dos años hasta convertirse en una zoonosis -animal- pandémica mundial”, afirmó.

Desde la OMS se advirtió que hay riesgo de que el virus de la gripe aviar evolucione y tenga capacidad de pasar de la transmisión de humano a humano

Desde la OMS se advirtió que hay riesgo de que el virus de la gripe aviar evolucione y tenga capacidad de pasar de la transmisión de humano a humano

“La gran preocupación, por supuesto, es que al hacerlo e infectar a patos y pollos -pero ahora cada vez más a mamíferos- ese virus evolucione y desarrolle la capacidad de infectar a los humanos. Y, lo que es más grave, la capacidad de pasar de la transmisión de humano a humano”, advirtió.

En relación al brote de virus H5N1 en vacas lecheras en los Estados Unidos, el alto funcionario de la OMS instó a las autoridades de salud pública a seguir vigilando e investigando de cerca, “porque puede evolucionar y transmitirse de diferentes maneras”.

Cómo se transmite la gripe aviar

Farrar planteó las preguntas pendientes sobre cómo ha sido la transmisión del patógeno: “¿Las estructuras de ordeñe de las vacas crean aerosoles? ¿Es el entorno en el que viven? ¿Es el sistema de transporte el que lo está propagando por todo el país? Se trata de una gran preocupación y creo que tenemos que asegurarnos de que si el virus H5N1 se transmite de persona a persona, estemos en condiciones de responder inmediatamente con un acceso equitativo a las vacunas, los tratamientos y los diagnósticos”.

En marzo pasado, investigadores de la Argentina y Perú publicaron un trabajo en la revista Emerging Infectious Diseases de los CDC. Revisaron la información disponible en el mundo sobre los reportes del virus en los mamíferos. Señalaron que una de las vías de transmisión es el contacto cercano de los animales con aves.

Pero también advirtieron un riesgo. “Preocupan los estudios en tigres infectados, visones de granja y especies sociales como los lobos marinos de un pelo, que hacen saltar la alarma de que puede haberse producido una transmisión de mamífero a mamífero”. Reconocieron que “se necesitan más investigaciones para confirmar esta posibilidad”.

Cómo llamar a los patógenos que se transmiten por el aire

El comentario del director científico Farrar se dio en un momento en que la OMS acaba de publicar una actualización del lenguaje para describir los patógenos transmitidos por el aire. También fue un intento de aumentar la cooperación internacional ante una eventual pandemia mundial en el futuro.

La iniciativa surgió a raíz de la emergencia provocada por el coronavirus que causa el COVID-19 y el reconocimiento de que faltaban términos acordados entre médicos y científicos para describir cómo se transmitía el patógeno.

Para contrarrestarlo, la OMS hizo consultas con cuatro importantes organismos de salud pública de África, China, Europa y Estados Unidos, antes de anunciar el acuerdo sobre una serie de nuevos términos consensuados.

Entre ellos se incluyen las “partículas respiratorias infecciosas” o “PRI”, que deben utilizarse en lugar de “aerosoles” y “gotitas”, para evitar cualquier confusión sobre el tamaño de las partículas en cuestión.

Más allá de la nueva terminología, el experto sostuvo que la iniciativa consolida el compromiso de la comunidad internacional de hacer frente a “epidemias y pandemias cada vez más complejas y frecuentes”.

“Es un primer paso muy importante. Pero lo siguiente es mantener unidas las disciplinas, los expertos. Estamos utilizando la misma terminología, el mismo lenguaje, y ahora tenemos que hacer la ciencia que proporcione las pruebas sobre la tuberculosis, el COVID y otros patógenos respiratorios, para que sepamos cómo controlar esas infecciones mejor de lo que lo hemos hecho en el pasado”, explicó.

En cuanto al posible riesgo para la salud pública de la gripe aviar, el director científico de la OMS advirtió que el desarrollo de vacunas no está “donde debería que estar”. Tampoco las oficinas regionales y nacionales y las autoridades de salud pública de todo el mundo tienen capacidad para diagnosticar el H5N1, señaló.

De acuerdo con el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedad, hay una sola vacuna contra la gripe aviar autorizada para uso en humanos. Tiene un componente de un clado vírico anterior y obsoleto y es una vacuna H5N1 inactivada y adyuvada.

Fuente: INFOBAE