Opinión

Violencia y Pugna

Ab. Luis Hidalgo Vernaza/Guayaquil

 

En el país en los últimos días, pero principalmente en provincias de la Costa, se está experimentando un repentino resurgimiento de la violencia. Se viene manifestando mediante: actos de sicariato, extorsiones, secuestros, robos de todo tipo, etc.

Llama mucho la atención que esto coincida con el inicio de la campaña para las elecciones presidenciales y de asambleístas. no hay que dejar de reconocer que se ha dado un mayor decomiso de drogas y capturas de miembros de pandillas pertenecientes a bandas y carteles, así como a elementos corruptos de la policía.

Las provincias de Guayas, Manabí y Los Ríos, son donde se dan la mayoría de sicariatos, secuestros y robos. En una balacera en Manta, se repartió plomo al granel, asesinaron a un asambleísta alterno del correismo y su esposa. En Durán ha vuelto a recrudecer los actos de violencia y en Guayaquil proliferaron los secuestros, muchos de ellos no denunciados, se han pagado valores por recuperar a sus víctimas y, el robo o estruche están por doquier.

La prensa que estaba por el momento sin crónica roja en sus informativos, saltó de inmediato ante los hechos y, algunos se frotaron las manos en señal de júbilo; empezaron las embestidas hacia el gobierno, así como críticas al plan Fénix. El país exige resultados inmediatos, nada de tiempo, ni planificación. Predomina el cortoplacismo.

Es largo enumerar los hechos de violencia que se dan en el día a día, no obstante, hay que indicar que, si no se está de acuerdo con la política que lleva el gobierno frente a la inseguridad, lo conveniente es aportar con ideas, con soluciones, los afectados somos todos.

Nada positivo se obtiene con actos como los de la seudo periodista cubana que para mofarse del gobierno y del presidente, desarrolla una parodia utilizando el Himno Nacional, símbolo patrio que es parte de la identidad del país. Los ecuatorianos tenemos mucho respeto por nuestros emblemas, y no podemos aceptar que una advenediza venga con estas actitudes.

Por otro lado, la pugna que se viene dando por la delegación (sustitución) de la Presidencia de la República, una vez que formalmente se candidatice Daniel Noboa para las próximas elecciones, es realmente de coco y caña.

Se han vertido gran cantidad de opiniones de constitucionalistas sobre el tema. La Presidencia también solicitó al Procurador del Estado su pronunciamiento, y éste con mucha habilidad pateó el tema al CNE, quien ya dijo no tener competencia para verter opinión alguna. Faltarían las de la Corte Constitucional y la Asamblea.

La Constitución de la República es clara en el tema, se deberá encargar a la Vicepresidenta, por más que el cotorreo de ella no guste. La dama cada vez que se expresa es un peligro nacional.

El gobierno tiró al ruedo al Vice-Ministro Esteban Torres. Señala que él se había enterado de una movida de la Asamblea; se conformó una Comisión Multipartidista para tratar lo que fueron los resultados de la Consulta Popular; la terna para un vocal del Consejo de la Judicatura; Reformas al IESS y el análisis del Informe del presidente a la asamblea del pasado 24 de mayo.

Las declaraciones de Torres, hizo saltar como breaker en circuito al Presidente de la Asamblea Henry Kronfle, que salió a responder haciendo un llamado al gobierno para que lo reemplace. Por ahora la pugna está planteada; veremos qué resultados trae.

Tanto en el recrudecimiento de la violencia como en la pugna, el perdedor es el pueblo ecuatoriano. Siempre hay el que tratará de pescar a rio revuelto, ya se sabrá quienes.

Con motivo del próximo proceso eleccionario el protagonismo estará en su punto más alto.