Actualidad

Violencia contra las mujeres en la política es una brecha para las elecciones 2025

La violencia contra las mujeres en la política aún marca una brecha en Ecuador.

Ni debate ni argumentos, solo ataque a las mujeres por su condición de género. Este es uno de los panoramas definidos de violencia contra las mujeres en la política, rumbo a las elecciones 2025 en Ecuador.

Según el calendario electoral, la inscripción de candidaturas será del 13 de septiembre al 2 de octubre de 2024. Actualmente, apenas hay una precandidata para la Presidencia de la República, Andrea González, por el Partido Sociedad Patriótica.

Paola Pabón, actual prefecta de Pichincha, es otro de los nombres que suena, en este caso, por la Revolución Ciudadana. Aun así, los precandidatos hombres priman, al menos, seis cuadros adicionales. También habrá que decidir los cuadros para la Asamblea Nacional.

Normativa sobre paridad y la violencia contra las mujeres sigue

La Constitución de la República del Ecuador, en el artículo 61, establece los derechos de elegir y ser elegidos. Se incluye que debe ser en un sistema que garantice la participación, con criterios de equidad y paridad de género.

El artículo 99 de la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas de la República del Ecuador, Código de la Democracia, define que las listas se conformarán paritariamente con secuencia de mujer-hombre u hombre-mujer hasta completar el total de candidaturas principales y suplentes.

La Corporación Participación Ciudadana monitoreó la violencia contra las mujeres políticas y que desempeñan cargos de relevancia. Este proceso se dio desde el 1 de diciembre de 2019 hasta el 30 de abril de 2024.

La violencia se manifiesta de diversas formas

Ruth Hidalgo, directora de Participación Ciudadana, dio cuenta de que la violencia política constituye uno de los elementos más graves que desincentiva la participación política de las mujeres.

El monitoreo se realizó con cuentas de la red social X de 36 mujeres con representatividad pública, como funcionarias, periodistas e integrantes de la sociedad civil.

Desde de diciembre del 2022, evaluaron a 69 cuentas de mujeres con visibilidad pública.

En ese tiempo, contabilizaron 20 748 publicaciones, con 1 200 expresiones con contenido discriminatorio y 3 343 frases en la misma línea.

Hidalgo recordó que les guste o no a los partidos políticos y movimientos, la norma establece que el 50% de cabezas de lista debe corresponder a mujeres.

Sin embargo, hay otra dimensión. La violencia, sobre todo en redes como X, provoca un desinterés o una falta de voluntad de participar. Esto porque, además, hay casos en los que reciben, incluso, amenazas contra sus familias.

Otros ejes de la violencia contra las mujeres en la política

Daniela Chacón, directora ejecutiva de la Fundación Tandem y exvicealcaldesa de Quito, detalló que la paridad es la única herramienta que ha dado resultado para incorporar a las mujeres en la política. En Ecuador, esta se empezó a contemplar en los años 90.

Aunque, dijo, los partidos políticos han encontrado la forma de no cumplir, están obligados por Ley. Sin embargo, sí hay avances. Por ejemplo, en el 2019 se eligieron 18 alcaldesas y en el 2023, fueron 42.

A pesar de que la presencia de hombres sigue primando, pues Ecuador suma 221 cantones, representa un progreso. Pero, claro, también es un indicador de la visión más allá de las organizaciones: la ciudadanía.

Daniela Chacón apuntó al discurso dañino sobre que “las mujeres no votan por mujeres o que la sociedad no está preparada para liderazgos femeninos”. Ella descartó esta postura, pues, una vez que las mujeres están en la papeleta, sí son electas.

Las barreras para las mujeres políticas persisten

A pesar de que la exigencia de paridad a través de las normativas ha variado el panorama, las barreras de ingreso para la política aún no se han derribado del todo.

Chacón agregó que la representación de mujeres indígenas y afro aún es baja. Para muestra está que fueron menos del 10% de candidatas en las elecciones seccionales de 2023. La pobreza y la falta de acceso a la educación son otros elementos para este grupo.

Una nueva barrera para las mujeres es mantenerse en las carreras políticas. Las cifras de 2023 mostraron que el promedio de edad de entrada en las contiendas seccionales fue de 38 años.

De ese grupo, casi un 80% entraba por primera vez y cuando llegan, muchas veces, son excluidas y se ven como una “amenaza para el poder”.

Pero, ese incremento de mujeres en la política, además, ha llegado con violencia. La violencia es una barrera de entrada, pero más para el sostenimiento. “Habrá que ver cuántas irán por una reelección y continuar con sus carreras”, agregó Chacón.

Las expresiones de violencia en las redes sociales

En el monitoreo de Participación Ciudadana se evidenciaron frases y expresiones usadas contra las mujeres en la red social X, donde primó el anonimato: corrupta, vieja, prostituta, perra, asesina, negra, zorra, rata, das asco, bala y plomo, entre otras.

A su vez, se identificó que entre las expresiones y frases de violencia política se usan emoticones y contenido multimedia.

Se contabilizaron 1 388 contenidos multimedia violentos, entre emoticones, memes y videos.

El informe de Violencia Política en las Elecciones Anticipadas 2023, presentado en febrero de 2024, recogió frases como: “Igual el voto feminista es nada influyente. Empiecen botando la basura de la cocina”.

Se sumó: “Dime bailarina de poca monta, qué calidad tienes para ir a la Asamblea. Muchos votaremos nulo”.

Fuente:  EL COMERCIO