Actualidad

Vinazin, la empresa de Lavinia Valbonesi, pasó de vender vinos a construir proyectos inmobiliarios

La empresa Vinazin, ligada a la Primera Dama y que iba a construir un proyecto inmobiliario en Olón, se dedica a estos negocios sólo desde diciembre de 2022. Antes era una distribuidora de vinos italianos.

La empresa Vinazin S.A. ha estado en las últimas semanas en el centro de la polémica por un posible conflicto de intereses, por haber obtenido rápidamente los permisos para la construcción de un proyecto inmobiliario en un área protegida, en Olón, provincia de Santa Elena.

Sin embargo, la mayor experiencia de esta empresa no recae en el ámbito de la construcción, sino en el de comercio de bebidas alcohólicas. Vinazin S.A. se creó en marzo de 2016 con el aporte de dos accionistas: el actual presidente Daniel Noboa Azín y José Francisco Mazur Almendares. El objeto de la empresa era la comercialización de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, incluido el vino.

Captura de la escritura de constitución de la empresa Vinazin S.A.

Por ello, en la Aduana constan los registros de importación que hizo hasta 2019, cuando cesó esta actividad, la empresa Vinazin. El último embarque, según esta información, se recibió en el Puerto de Guayaquil en octubre de 2019.

Era un embarque con un peso de 4.300 kilogramos. De hecho, según los registros de la Superintendencia de Compañías, Vinazin entró en liquidación en 2019, por no haber entregado la información de los dos años anteriores. A los pocos meses, sin embargo, fue reactivada después de que entregara su información financiera de 2017 y 2018. Pero no era una empresa que rendía mucho. En 2019 declaró utilidades netas por USD 305,64. En 2020, las utilidades de Vinazin fueron de USD 322, y en 2021, cayeron a apenas USD 33.

Ese año y después de ser electo asambleísta, Daniel Noboa dejó de ser accionista de Vinazin, pues vendió su participación a Daniel Correia, un amigo cercano que trabajaba para el Grupo Noboa.

En 2022, la mayoría de las acciones de Vinazin pasaron a manos de Lavinia Valbonesi, quien para esa fecha ya era esposa de Daniel Noboa. Primero, Valbonesi compró todas las acciones de Manzur y luego el 99% de las acciones de Correia.

Así, la actual Primera Dama es hasta la fecha dueña del 99,99% de las acciones de Vinazin. Ese mismo año, el 23 de diciembre y después de que Valbonesi tuviera la mayoría de las acciones, Vinazin dejó de ser una empresa de comercialización de bebidas alcohólicas. Mediante escritura pública, la empresa pasó a tener como objeto la comercialización de bienes raíces y consultoría en marketing. ¿A qué se ha dedicado desde entonces? Es difícil de saber, porque la empresa no ha presentado aún su información financiera de 2023; el plazo para hacerlo concluye el 31 de mayo de 2024.

Es decir que Vinazin se dedica al desarrollo inmobiliario sólo desde 2023. En ese tiempo obtuvo ya los permisos para el desarrollo del proyecto Echo, que por ahora está suspendido tras la polémica en Olón.

Fuente:  PRIMICIAS