Actualidad

Villavicencio anuncia que renunciará a la presidencia de la Comisión de Fiscalización

La gestión del legislador en esta mesa legislativa debía concluir en mayo del próximo año.

Fernando Villavicencio (Independiente) anuncio hoy, miércoles 28 de septiembre de 2022, su decisión de renunciar a la presidencia de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional.

Su anuncio se produjo poco después de que Ronny Aleaga (UNES) informó que el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL), con los votos del PSC, de UNES y de Virgilio Saquicela (presidente de la Asamblea), dieron paso a su queja en contra de Villavicencio por haberle relacionado con presuntas actividades inherentes al narcotráfico y la narcopolítica. Por este motivo, Villavicencio podría ser suspendido hasta con 90 días, sin sueldo, incluso, quedar fuera de la Asamblea.

“Yo no me voy a quedar para hacer el trabajo sucio, ni me voy a quedar administrando las corruptelas, yo no me presto para impunidad, yo no me presto para recibir una central hidroeléctrica, yo no presto para tapar los vínculos con el narcotráfico”, dijo Villavicencio.

«¡Vengan señores a hacer el trabajo sucio!”, afirmó, tras mencionar a los legisladores de la bancada de UNES y del Partido Social Cristiano. “Vayan a cabildear y pónganse de acuerdo a quien ponen en la comisión de fiscalización para que haga el trabajo sucio, yo no me presto para eso”, insistió.

Aseguró que estará presidiendo la Comisión de Fiscalización “unos días más hasta dejar limpiando la casa” y dejar instalado el proceso de juicio político en contra del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), y hasta este jueves en que se conocerá “la verdad sobre la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, adelantó.

Relató que la queja de Aleaga en el CAL se produjo porque le habría calificado con el termino “tetón” que es parte del imaginario popular del Ecuador y de América Latina y que floreció en redes sociales. “Al decirle tetón, según el legislador Aleaga, yo he generado una cadena insufrible de odio en su contra y pide 90 días de suspensión y que es la máxima sanción que permite la Ley Orgánica de la Función Legislativa”.

Sin embargo, Villavicencio señaló que es Aleaga quien tiene que explicarle al país: ¿qué hacía en una piscina con prófugos de la justicia como Xavier Jordán Mendoza que acumula más de 40 procesos de investigación?

Según Ronny Alega, Villavicencio habría usado en su contra un lenguaje agresivo, discriminatorio y que genera odio. (SC)

 

 

Diario La Hora