Deportes

Villarreal y Real Madrid son los dos primeros semifinalistas de la Champions League

Los dos conjuntos españoles consiguieron superar sus eliminatorias contra Bayern Múnich y Chelsea respectivamente en agónicos partidos que dejaron una de las mejores jornadas de la temporada en Champions League.

Día perfecto para el fútbol español. Dos de sus representantes lograron el ansiado billete para las seminales de la Champions League. Un éxito que ha resultado agónico para Real Madrid y Villarreal, que han sufrido su pase hasta los últimos minutos de sus respectivas eliminatorias contra Chelsea y Bayern Múnich respectivamente.

La noche de fútbol europeo comenzó con un Real Madrid confiado gracias a su positivo resultado en la ida en Londres contra el Chelsea. Los de Carlo Ancelotti parecían haber hecho lo más difícil en Stanford Bridge al ganar 1-3 al Chelsea y tener que recibir al equipo británico en casa. Pero el partido se complicó.

La escuadra de Thomas Tuchel planteó un partido magnifico en el Santiago Bernabéu, con un control prácticamente absoluto del encuentro que se empezó a reflejar en el marcador en el minuto 14 tras una jugada entre Timo Werner y Mason Mount que terminó con gol de este último. Un gol que para ese momento no afectaba al Madrid, pero que empezó a desatar las alarmas.

El Real Madrid se sintió asfixiado por el sistema táctico que impuso Tuchel en el terreno de juego, mucho más incómodo que en Londres. Las largas posesiones del equipo inglés y su superioridad física, sin embargo, no se reflejaron en más goles y el partido llegó 0-1 al descanso.

Nada más comenzar la segunda parte, la situación se puso más peliaguda para el conjunto merengue. El defensor ‘blue’ Rüdiger consiguió cabecear el balón tras un córner y poner la eliminatoria al rojo vivo. 0-2 y el Chelsea estaba a un solo tanto de las semifinales.

El Chelsea fue envalentonado a por la eliminatoria y Marcos Alonso consiguió hacer el 0-3, pero fue anulado con mucha polémica por el VAR, dejando de nuevo el 0-2. Esto despertó al Real Madrid, que comenzó a tener su típica sintonía con la grada y Karim Benzema rozó el gol al dar un cabezazo al larguero. Sin embargo, el Chelsea pronto supo recuperarse y volver a tener el control del partido.

Timo Werner pareció matar el partido con su gol en el minuto 74. Con el 0-3 el Chelsea estaba en semifinales y el Real Madrid deambulaba moribundo por el terreno de juego. Pero este equipo, ya sea por suerte o por empuje de su afición, es difícil de dar por muerto hasta el pitido final del árbitro. El Chelsea falló el cuarto y Modric, de la nada, sacó una asistencia a Rodrygo que hizo el 1-3 a falta de 10 minutos para el final del partido.

La eliminatoria se empató y el ambiente de remontada en el Bernabéu tomó fuerza. El partido fue a la prórroga, y en la primera jugada de esta, Karim Benzema logró rematar de cabeza una asistencia de Vinicius Jr. que sirvió para poner el 2-3 y adelantar al Madrid de nuevo en la eliminatoria. Durante los 30 minutos de prórroga el Chelsea lució afectado psicológicamente por lo que había sucedido y su nivel bajó considerablemente. El Real Madrid solo tuvo que aguantar las pocas embestidas de los de Tuchel para, al final, certificar su sufrido pase a seminales. Las décimas semis en 12 años.

Día histórico para el Villarreal

La otra sonrisa del fútbol español se dio en el Allianz Arena de Múnich. Allí el Villarreal logró sacar un sufrido empate que le valió para su pase a seminales, la segunda vez que llega a estas instancias en toda su historia.

El equipo de Unai Emery llegó a Alemania tras la proeza lograda en Villarreal de ganar por 1-0 al conjunto bávaro, pero con la sensación de que podría haber metido muchos más goles en casa que le hubieran permitido tener una ventaja más amplia en un campo tan complicado como el del Bayern. Y eso puede provocar miedo.

El conjunto mediterráneo logró mantener un planteamiento casi perfecto para mantener el resultado. Sufrió mucho ante las embestidas en tromba del conjunto alemán, pero tenía oportunidades claras para sentenciar la eliminatoria, aunque sin suerte. Algo que terminaría pagando una vez llegada la segunda parte en el Allianz Arena.

El delantero polaco Robert Lewandowski fue el encargado de abrir el marcador para el Bayern después de perdonar varias ocasiones de gol. La eliminatoria estaba igualada y todavía quedaba toda la segunda parte. El Villarreal sufrió mucho, pero cuando todo parecía indicar que el partido se iba a prórroga, un recién salido Chukwueze puso el empate en el partido y decantó la eliminatoria para el Villarreal.

La jugada se concretó en el minuto 88, a dos del final. Y es el estilo más puramente Emery. Un ataque a la contra aprovechando que el Bayern tenía a la mayoría de su equipo al ataque que consiguió silenciar a las 75.000 personas que abarrotaban el Allianz y dar el pase a seminales al Villarreal por segunda vez en su historia.

El fútbol le debía una a este equipo español que en 2006 ya estuvo en otra semifinal y que rozó la proeza ante el Arsenal de Arsene Wegner al disfrutar de un penalti en los minutos finales que le daba su pase a la final de ese año pero que, sin embargo, Juan Román Riquelme falló. Y también le debía una a Unai Emery, entrenador del submarino amarillo, un entrenador muy laureado en Europa League cuya suerte en Champions siempre se había visto truncada.

Este miércoles se disputarán las otras dos eliminatorias de cuartos de final entre Manchester City y Atlético de Madrid y Liverpool contra Benfica. El Atlético tendrá que remontar un resultado adverso de 1-0 contra el equipo de Pep Guardiola si quiere convertirse en tercer equipo español en semis, mientras que el Liverpool es el favorito para pasar contra el Benfica tras vencer en Lisboa por 1-3 en la ida.

 

 

France 24