Opinión

 VIENTRE DE ALQUILER.

N. P. de G./Guayaquil.

 

En los años 60, la Iglesia Católica lo consideraba adulterio porque se implantaban espermatozoides de un extraño en una mujer que se prestaba a ser madre y entregar al hijo al alumbrarlo por un pago. Hoy se fertiliza el óvulo y espermatozoide de una pareja legal en laboratorio y se implanta en un vientre de alquiler. En EE.UU., el procedimiento cuesta 25,000 dólares. En la serie Vientre de Alquiler pagan a la mujer que se ofrece 250,000 shekels, gastos médicos aparte. Me interesó la serie por el artista estrella de FAUDA, serie israelí que fue excelente. En esta no hay violencia, sino la realidad de los problemas humanos de personas en circunstancias de tener que recurrir a este procedimiento, sobre el cual la Iglesia aún no se ha pronunciado. Interesante ver cómo viven las diferentes clases sociales en Israel antes del 7 de octubre de 2023. Es un poco triste comprobar los traumas y cómo enfrentan a sus entornos por el hecho de haber tenido que recurrir a esta ayuda.