Opinión

Viejo incompetente…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

Por las redes sociales, leo y en algunos vídeos y audios  escucho, expresiones ofensivas, insultos, agravios, injurias, en contra del Presidente, por el simple hecho de tener 67 años, por sufrir de discapacidad, problemas de salud, debilidad en su sistema óseo, artrosis, etcétera, lo que en lugar de postrarlo en alguna silla de ruedas, cama, muletas, su enfermedad no ha sido un obstáculo, freno o excusas, para caminar y estar allí junto al pueblo, trabajar más de doce horas, afectar su salud emocional, por intentar de cumplir y hacer de sus ofrecimientos, una realidad y palabra cumplida…

Es cierto que ha cometido errores, pero muchos de ellos, han sido la consecuencia de no haber tenido y escogido el equipo más idóneo y experimentado, para abordar los temas más sensibles, con eficacia y efectividad…

Hace tiempo escribí, por ejemplo, y me estoy refiriendo inclusive a la década del noventa del siglo pasado, en que, junto a oficiales de la armada del Ecuador, en la Academia de Guerra, luego del estudio interactivo de las Escuelas de Defensa de toda la Región, que las dos amenazas que cambiarían el mapa geopolítico de toda América Latina serían el terrorismo y el narcotráfico.

Desde la Academia, luego en los medios, redes, donde interactúe con miles de amigos y personas de diferentes condiciones y cultura, mi principal preocupación y tesis, ha girado alrededor de estos dos temas fundamentales, y de la necesidad de la clase dirigente, de prepararse ante este flagelo, con estrategias, medios y recursos, porque el conflicto era inevitable…

En pleno 2023 luego de más de treinta años, los incompetentes no hemos sido nosotros mi generación, han sido otros mayores y los más menores, que no abrieron sus oídos y escucharon, pero, sobre todo, no se prepararon para actuar en todos los ámbitos contra los enemigos…

Dejaron que los corruptos se apoderen de la UAFE, SRI, superintendencias, para que nadie les impida a los carteles junto a jueces y fiscales, armar sus imperios de muerte y vicio, situación en la que nos encontramos…

Creo que el presidente ha hecho bastante pero no lo suficiente. Pero hay que aceptar que la mayor culpa de no actuar en forma más eficaz y frontal es por culpa de las otras funciones del Estado, que impiden y frenan las reformas esenciales que se requieren, para implementar los cambios, auditar el enorme mercado de lavado de activos ilegales, el enriquecimiento ilícito, el testaferrismo que debería iniciar con las fortunas de jueces, fiscales, políticos, militares, policías, funcionarios públicos, etcétera.

En esta era de sabios ignorantes, Guillermo Lasso como todos, no somos enciclopedistas, apenas conocemos una pequeña porción del conocimiento, siendo pocas las veces, que en esa pequeña parte muchos son exitosos inclusive…

Ojalá este comentario sirva, para no ser demasiado duros e injustos al momento de elaborar juicios de valor, más aún con bronca interna y en dolorosos momentos…

Yo también soy un viejo incompetente, y así resulta para aquellos sufridores que discrepan con mi opinión, o porque soy duro con los corruptos, me resbala, porque sé lo que soy y me importa un carajo la opinión de mediocres, odiadores y envidiosos…

Otra cosa es ser decrépito, (deficiencias físicas y mentales por la avanzada edad), hay jóvenes decrépitos por sus odios, abusos de droga, o por sus fanatismos…lo que describe a esta sociedad, en franca decadencia y declinación, lo que implica una condena de muerte y extinción social irreversible…

Semper Fi.