Opinión

VICEPRESIDENTE OTTO CON FUNCIONES DEFINIDAS

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

En el último gabinete el nuevo Vicepresidente fue encargado de la coordinación de los seis gabinetes sectoriales recién estrenados, tratándole de dar una nueva estructura al Estado exigiendo mejores resultados de los obtenidos en la actualidad que carecieron de resultados concretos y satisfactorios que han provocado la pavorosa crisis actual considerada como insalvable, también se le encargó continuar incentivando el diálogo nacional.

A mí manera de ver las cosas, siguen las contradicciones entre asesores y secretarios lo que evidencia una total descoordinación, cuando uno indica que el producto de la elevación del combustible será guardado en una cuenta para proteger la dolarización, el otro declara que se darán subsidios a los transportista, que dicho sea de paso les estaban debiendo algún dinero de subsidios anteriores.

Esto demuestra una total falta de control acompañado de una manifiesta inestabilidad burocrática y lo peor de todo la carencia de un verdadero plan de gobierno, ni que decir de un efectivo y confiable programa de recuperación Financiera y Económica que por su profesión el llamado a liderarlo debería ser sin más dilaciones el nuevo Vicepresidente Otto.

La eficiencia estatal no ha funcionado, el gasto burocrático no bajó a niveles controlables y la racionalización del gasto público no funciona aumentando la crisis , sus secuelas se acentúan que podrían provocar un estallido social del que el gran favorecido se frota las manos en un ático belga esperando que eso ocurra y preparar su retorno auspiciado por el socialismo comunista internacional que no descansará en lograr su objetivo.