Actualidad

Vicepresidente Glas inaugura nueva escuela en Montecristi y reitera compromiso del gobierno con la educación

El vicepresidente Jorge Glas ratificó el compromiso de la Revolución Ciudadana con la educación en el país.

QUITO.  El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, inauguró este jueves en Montecristi, provincia de Manabí, la escuela que lleva el nombre de ‘Kerly Solange Quijije’, niña oriunda de esa zona que falleció en el terremoto del 16 de abril del año pasado, y, además, ratificó el compromiso de la Revolución Ciudadana con la educación en el país.

En presencia del ministro de Educación, Freddy Peñafiel, y de familiares de Kerly Solange Quijije, Glas ratificó que el gobierno ha cumplido con la política pública del fomento de la educación como un derecho y no como dádiva o caridad, y ratificó su confianza en que ello seguirá ocurriendo en los próximos cuatro años.

“Seguiremos inaugurando una escuela por día, no hay rincón de la patria a donde no llegue la obra de la Revolución Ciudadana”, remarcó.

El vicemandatario dijo que los ecuatorianos están ahora frente a dos modelos de vida, el uno que obedece a una política pública inclusiva como la educación, y el otro el del “gran patrón” y el del “sálvese quien pueda”, como era antes de la última década, cuando gobernaban “un grupo político y no una conciencia colectiva” como la de los maestros de ahora que dicen que “sin educación no hay revolución”.

Expuso que es en estas nuevas escuelas donde se generan las condiciones habilitantes para la transición hacia otro estadio de desarrollo y en el Ecuador de hoy ello se vive en estos centros, donde nadie está solo y donde se hacen efectivos derechos.

“Nuestra Constitución, que nació de aquí de Montecristi, es una Constitución viva, porque hace efectivo cada derecho  para cada ecuatoriano, la salud para el pueblo, la educación para el pueblo, no la privatización de derechos esenciales”, aseveró.

Sin embargo, dijo que el otro modelo de vida que se presenta ante la ciudadanía es el “gran patrón” o “el gran banquero” que pretende tratar a los ciudadanos como cheques.

Indicó que “el banquero” que se postula en estos comicios dice que va a recortar 3.600 millones de dólares en impuestos y que va a bajar el impuesto a la renta, pero esa suma equivale al 80% de la inversión por año en educación y al 150% de salud.

Glas, quien aspira al cargo de Vicepresidente en una segunda vuelta electoral, señaló que ello fue posible en el pasado con “paquetazos”.

“Si es fácil cuadrar las cuentas despidiendo maestros, despidiendo médicos, dejando de comprar medicinas, dejando de comprar uniformes, dejando de comprar libros, no en nuestra Revolución, no en el Ecuador de ahora, no en el Ecuador de la educación gratuita, no en el Ecuador de la salud gratuita”, explicó.

Mencionó el hecho reciente del reclamo de los opositores a la provincia manabita porque votó en primera vuelta a favor del Movimiento Alianza PAIS y afirmó que “todavía los grandes patronos no comprenden que somos gente, que somos ciudadanos, no somos clientes”.

Añadió que “nadie echa en cara en Manabí que porque ha mandado una lata de atún para limpiar su conciencia la tiene de vuelta; que se la lleven que aquí estamos con escuelas, con carreteras, con hospitales, con centro con salud, nunca faltó comida, nunca faltó agua”.

Agradeció a los habitantes de esa provincia por el respaldo en las urnas y anunció que como promesa, la RC trabajará cada día por cada uno de ellos y por un mejor país, y anunció que en los próximos días iniciará el reto de la construcción de ciudadelas para dar vivienda digna, “no como caridad, como derecho, el derecho de cada ecuatoriano a que tenga un Estado que lo acompañe toda su vida”.

Sobre la campaña electoral, dijo que fue sucia y en su caso fue el más auditado de toda la historia del Ecuador “y qué bueno que así sea”, pero no es el quien vive en mansiones, o tiene casas en otras partes del mundo, o un banco en Panamá.

“No soy yo al que encontraron cuentas ocultas, mi patrimonio es público y ha sido auditado en varias veces y que lo vuelvan a hacer”, aseveró y anunció que próximamente invitará a periodistas a que visiten su vivienda privada para que conozcan el departamento en que vive con su esposa e hijos.

“Ojalá y ellos también  abran las puertas de sus mansiones para que muestren el exceso de los lujos con los que viven y lo que representan y lo transparenten al pueblo ecuatoriano”, instó. (ANDES/LA NACIÓN)