Actualidad

“Me están presionando para que renuncie y puedan quitarme del cargo”, denuncia Verónica Abad, vicepresidenta de la República

«Me están presionando para que renuncie y salga de aquí. (…) Es un golpe a mi vida y a la institucionalidad del país, quieren quitarme del medio para quitarme de la presidencia del país», afirmó la vicepresidenta de la República, Verónica Abad Rojas, en una primera declaración pública, tras la detención de su hijo Francisco Sebastián B. A., investigado por presunta oferta de tráfico de influencias en un caso al que se bautizó Nene.

La vicepresidenta de la República, Verónica Abad, apareció en una entrevista en el programa Central Noticias del canal OPA de Costa Rica en la que expresó su indignación por la detención de su hijo y responsabilizó al presidente de la República, Daniel Noboa Azín de lo que pueda pasar con su vida y la de Francisco B. A.

«Hago responsable al presidente, Daniel Noboa por mi vida y la vida de mi hijo, porque eso no acordamos dentro de un binomio presidencial, sino sacar adelante al Ecuador. Pero parece que eso ha sido una burla para el pueblo. Invito a dialogar al presidente», dijo Abad en el espacio televisivo, que se difundió este sábado 23 de marzo de 2024.

El jueves pasado, la Fiscalía General del Estado detuvo a Francisco B. A., de 28 años, por incurrir en un presunto delito de oferta de tráfico de influencias y fue trasladado a la cárcel de La Roca, ubicada en Guayaquil, que es considerada una de las más peligrosas del Ecuador.

«Lo han llevado al lugar más peligroso del Ecuador, sin tener precedentes. Ni Fito (Adolfo Macías Villamar, narcotraficante buscado por la justicia), ni los narcotraficantes del país han sido enviados a La Roca. Mi hijo sin haber tenido prueba alguna, porque es ilógico, ha sido llevado allá. Mi hijo no tendría que estar en La Roca. No tiene precedentes lo que acaba de hacer el presidente. Mi hijo está en peligro», increpó la segunda mandataria.

La política —que se encuentra en calidad de embajadora de Ecuador en Israel desde el 23 de diciembre de 2023— pidió al jefe de Estado que pare lo que considera un abuso.

«Si es una persona justa, haga justicia con una persona inocente, que no le ha hecho ningún daño ni ningún mal ni a usted ni al pueblo ecuatoriano», manifestó Abad, quien indicó que la están presionando para que renuncie a sus funciones.

Adelantó que presentará un pedido de respaldo a los organismos internacionales de derechos humanos porque estas acciones corresponderían a una persecución política, pues incluso no puede venir a Ecuador si no tiene el permiso de la Cancillería ecuatoriana, presidida por la ministra, Gabriela Sommerfeld Rosero.

En mí no es que tiene… yo no tengo enemigos políticos. Son adversarios políticos, porque nace de las ideas; pero tener enemigos políticos, meterse con la familia de una persona por pensar diferente y hacerla a un lado y no tener la suficiente valentía de hablarme y decirme ‘renuncie’ porque desde que salí del país aceptando el decreto (que la nombró embajadora en Israel) hasta este momento no he tenido una sola conversación con el presidente, pese a las constantes llamadas e invitaciones a dialogar

Verónica Abad, vicepresidenta de la República

 

Verónica Abad narró que desde el Ministerio de Relaciones Exteriores le prohíben hacer declaraciones, que no puede promover acuerdos comerciales en Israel y tampoco puede salir de ese país porque tiene que pedir permiso a la canciller, aunque después de este hecho «no puede callar más».

Apelará al Sistema Interamericano de Derechos Humanos para que se le permita retornar a Ecuador para ayudar a su hijo, pues si lo hace sin autorización del régimen podría ser destituida por incumplir funciones en un juicio político que le correspondería sustanciar a la Asamblea Nacional.

A su criterio, esto respondería a una estrategia del gobierno de Noboa para retirarla de sus funciones y así no tener que encargarle la Presidencia de la República, en el marco de las elecciones generales del 2025, en las que buscaría la reelección.

«Ecuador tiene que darme la licencia para que pueda estar junto a mi hijo. No pueden violentar de esta manera y extorsionarme con la vida de mi hijo. Esto es una persecución política, hay una violencia política constante. (…) Tengo que apelar este momento y hacer un llamado al mundo porque en el Ecuador está viciada la justicia, porque me han coartado el derecho hasta de pronunciarme. Están haciendo daño a mi familia. El abuso es tan directo, el atropello que no tiene… es tanta crueldad. Mis derechos humanos se han vulnerado en todo sentido», dijo.

«¿Por qué me odia, presidente?» preguntó Abad al primer mandatario y ofreció presentar las pruebas de sus revelaciones.

No fui invitada a la fotografía de la posesión el 29 de noviembre, al almuerzo. He sido retirada de todo proceso de emergencia, de legalidad, he sido relegada del Consejo de Seguridad, que por norma debo estar ahí. Nunca he sido invitada a ninguna instancia. Pienso poner un pare y decirle al presidente Daniel Noboa: hable la verdad. Le pido que hable con la verdad, que no se oculte, tras la canciller, tras un decreto. Que me dé la cara y hable conmigo y me diga por qué razón es su persecución, porque hasta ahora no entiendo. A este nivel de violencia y maldad, porque no puedo entender hasta dónde más. Espero presidente que hable con la verdad, porque yo sí tengo la verdad en mi mano.

Verónica Abad, vicepresidenta de la República.

 

La vicepresidenta relató que los abogados de Francisco B. A., solicitarán un recurso de habeas corpus para que pueda salir de la cárcel.

Alegó que estaría siendo procesado sin pruebas, porque él no es funcionario público, aunque se habría adecuado el tipo penal a oferta de tráfico de influencias para iniciar el proceso judicial.

Por:  KCH