Internacional

Vicecanciller paraguayo dice que planta fronteriza argentina “no es nuclear”

Indicó además que Paraguay espera que Argentina devuelva las respuestas a un cuestionario técnico elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente (Seam) paraguaya.

ASUNCIÓN.  El viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Federico González, aclaró que la polémica planta que la empresa Dioxitek pretende instalar en las inmediaciones de la ciudad argentina de Formosa, fronteriza con Paraguay, es “una empresa química y no nuclear”.

“La planta se va a dedicar a la producción de dióxido de uranio, por lo que tendrá categoría de empresa química y no nuclear”, señaló en declaraciones a Radio Cardinal.

González descartó que la planta se vaya a destinar al enriquecimiento de uranio, que sería el paso previo a la instalación de una planta nuclear.

Además, el vicecanciller aseguró que la legislación internacional no da la posibilidad de que un Estado pueda vetar la instalación de una planta química o nuclear en otro país.

No obstante, declaró que dicha legislación sí establece la necesidad de un intercambio de informaciones entre los países limítrofes con la planta.

“El caso de Dioxitek no está cerrado, y seguimos en permanente contacto con Argentina y bajo el asesoramiento del Organismo Internacional de la Energía Atómica”, añadió González.

Desde que trascendió a la opinión pública paraguaya que el Gobierno argentino pretende construir una procesadora de uranio en Formosa, han aparecido protestas a ambos lados de la frontera por el miedo a la posibilidad de un accidente atómico.

Dioxitek, la empresa a cargo del proyecto, dijo a una delegación oficial paraguaya que viajó a Buenos Aires en abril que la procesadora podría entrañar riesgo químico, como cualquier instalación de ese tipo, pero no nuclear, según informó entonces la Cancillería paraguaya. (Efe/ La Nación)