Realidades

Si viajA?s a EspaA�a, no te pierdas sus mejores fiestas

Aunque ya pasaron los carnavales, las famosas Fallas de Valencia y la Semana Santa, que alcanza sus mayores dimensiones en pueblos de AndalucA�a,A�EspaA�aA�sigue de fiesta durante el aA�o, y especialmente durante el verano. Estas son algunas de las celebraciones imperdibles para quienes anden recorriendo el paA�s de Cervantes.

MAYO

Festival de los Patios cordobeses.A�En la primera quincena de mayo, los patios de las casas de la ciudad vieja deA�CA?rdoba, antigua capital del Califato, abren sus puertas para disfrutar de su belleza y la decoraciA?n de la herencia A?rabe. CA?rdoba es un mar de flores y un mar de gente que pasea por sus estrechas calles para disfrutar los patios engalanados de flores y degustar las delicias cordobesas. Los patios compiten entre sA� por cuA?l es el mA?s bello.

Feria del Caballo.A�EnA�Jerez de la Frontera, cuna de los caldos de fama universal, hay actividades como paseo de jinetes, enganches, pruebas hA�picas y la designaciA?n del mejor carruaje. El flamenco y las corridas de toros son otros alicientes de la feria.

PeregrinaciA?n a la aldea del RocA�o.A�Es una de las romerA�as mA?s famosas y multitudinarias de Europa, que ha sido visitada por personalidades como el Papa Juan Pablo II. La noche del domingo de PentecostA�s, miles de romeros sacan en procesiA?n a la virgen del RocA�o durante toda la madrugada. Es el punto final de una semana en la que mA?s de 120 hermandades marchan desde todos los puntos de EspaA�a y de otros paA�ses hacia la aldea del RocA�o, en la costa sudoeste de EspaA�a.

Las provincias de Huelva, CA?diz y Sevilla, donde se asentaba el mA�tico reino de Tartessos, es un hervidero de peregrinos a pie, a caballo o en carriolas bellamente adornadas, que comparten el esfuerzo, el jamA?n y el vino para hacer mA?s liviano el duro camino que atraviesa los arenales y bosques del Parque Nacional de DoA�ana hasta la aldea del RocA�o; lo mA?s parecido a un gigantesco poblado del lejano oeste donde se mezclan la oraciA?n, los bailes y los cantos por sevillanas.

ClarA�n