Opinión

VER PARA CREER

Antonio Aguirre Medina/ Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Hace unos pocos días, la señora Máster en Ciencias Políticas y Diplomacia Susana González Rosado, Prefecta Provincial del Guayas por herencia del cargo, informó al país sobre la cercanía del dragado del ancho, manso y caudaloso río Guayas, sin precisar nada en concreto como acostumbra en su gestión, que, dicho sea de paso, está pasando desapercibida por falta de actividad, causándole más daños al partido que la cobijó y que hoy está en un franco deterioro.

El dragado en cuestión ni siquiera tiene los estudios de impacto ambiental en vigencia, peor una batimetría actualizada, ni los precios referenciales de la contratación; se desconoce del sitio de descarga de los sedimentos. Como es posible que se lance a la opinión pública del país un valor inexistente y una fecha de inicio de dos años, tiempo en que su periodo para suerte de la provincia ya estará terminado.

Será acaso que nos quieren meter otro “GATO POR LIEBRE” como en el dragado del canal de acceso al Puerto de Guayaquil y LOS GOLES, que según los involucrados fue gratuito.

Conociendo el ningún desprendimiento de los navieros a lo largo de la historia universal sin reconocer que quienes están pagando son: las agencias navieras a través del aumento al Tonelaje de Registro Bruto de las embarcaciones y aumentos en los cargos por varios servicios que se los trasladan a los usuarios y/o importadores y estos a los consumidores.

Podría ser que nos quieren meter otro “AUTOGOLAZO” y que el gallinazo carroñero afiló nuevamente sus garras y el pico.