Economía

Venta del Banco del Pacífico seguirá en espera

En una decisión respaldada por el presidente de la institución, Roberto González, el Banco del Pacífico ha optado por no proceder con la venta en el presente momento. González compartió sus perspectivas durante una entrevista en el programa «Punto de Orden».

De acuerdo con González, las ofertas recibidas hasta el momento no cumplen con los estándares deseados, y considera crucial esperar el momento adecuado para realizar la transacción. Subrayó la importancia de no vender la entidad por debajo del valor establecido en los libros.

El Banco del Pacífico ha demostrado ser líder en solvencia a nivel nacional y destaca entre los mejores en liquidez, según González. Aunque reconoció desafíos de morosidad derivados de programas anteriores politizados, destacó que la institución se encuentra actualmente en la segunda posición del mercado, atendiendo al 12 o 13% de la clientela.

González atribuyó el éxito actual a una gestión independiente iniciada en julio de 2021, donde se logró eficiencia mediante la optimización del personal. La reducción del 30% en la plantilla generó ahorros significativos, estimados en 50 millones de dólares anuales.

El valor del Banco del Pacífico se estima en aproximadamente 846 millones de dólares, y los informes financieros recientes reflejan una utilidad neta de 65,3 millones de dólares en el primer semestre de este año y 108,2 millones a lo largo de 2022.

En respuesta al clima de inseguridad en el país, González reveló medidas especiales de protección implementadas por el banco. Esto incluye la instalación de equipos de tinta en cajeros automáticos, que manchan los billetes con colores llamativos en caso de robo, volviéndolos inservibles. Además, se fomenta el uso de medios electrónicos para pagos entre los clientes, reduciendo así el riesgo de asaltos al retirar efectivo.

En relación con la propuesta de traspasar el Banco del Pacífico al IESS como parte de pago de la deuda del Estado, González expresó su desacuerdo. Argumentó que, en el mejor escenario, el valor del banco solo representaría el 10% de la deuda, y gran parte del capital ya es privado, no público.

Por:  www.ecuadorenvivo.com