Economía

Venta de generadores y baterías portátiles se incrementa en Ambato

La demanda de generadores de energía eléctrica y baterías portátiles se incrementó hasta en un 200% en la última semana por la crisis de energía en Ecuador.

Cada vez más propietarios de negocios en Ambato están comprando generadores de energía eléctrica para superar los racionamientos dispuestos por el Gobierno Nacional desde este martes 16 de abril.

No solo estos aparatos están ayudando a la ciudadanía durante los apagones, pues también existe un incremento en la venta de baterías portátiles para cargar celulares, así como también de sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS), por sus siglas en inglés, que ayudan a mantener algunos artículos encendidos por varias horas.

Ventas

Mercy Castro, quien atiende una ferretería en el centro de Ambato, contó que en los últimos dos días vendió todos los generadores de energía que tenía disponibles, los principales clientes fueron sus mismos vecinos dueños de restaurantes.

“Al momento en ninguna de las seis sucursales tenemos generadores, pero ya hicimos un nuevo pedido para abastecernos”, explicó.

Jairo Espín, propietario de otra ferretería en Ambato, dijo que desde el martes hasta ayer vendió cinco generadores a diésel y que este viernes le llegará un nuevo cargamento que espera vender con la misma rapidez.

“Mucha gente ha venido a preguntar precios, la mayoría busca los más potentes porque quieren para sus negocios”, aseguró.

La calidad y el precio de los generadores varía según su capacidad o marca, algunos de los más baratos bordean los 150 dólares, aunque también existen otros de 600 dólares que tienen un año de garantía.

EL DATO La crisis energética deja pérdidas superiores a los 19 millones de dólares por hora a nivel nacional.

Necesidad

En la avenida Cevallos se ubica el local de celulares propiedad de Sebastián Ojeda, quien compró un generador el miércoles en 480 dólares.

Para que este aparato funcione por tres horas, aproximadamente, son necesarios cuatro galones de diésel, un gasto más que debe afrontar para mantener su negocio.

Mario Oñate, dueño de un restaurante, dijo que se vio obligado a comprar un generador para mantener la calidad de los alimentos perecibles que tiene en su local.

“Tuve que hacer ese gasto principalmente para la nevera y también para que se pueda utilizar la licuadora y otros electrodomésticos indispensables para la cocina”, mencionó.

Baterías

Javier Sánchez, propietario de un local dedicado a la venta de aparatos tecnológicos, indicó que antes de la crisis energética vendía hasta tres baterías portátiles para celulares a la semana, mientras tanto, en los últimos tres días ya despachó 12 de estos aparatos que cuestan entre 10 y 30 dólares, según su capacidad.

Sánchez también está recomendando a sus clientes comprar UPS, sistema que permiten mantener encendidos artefactos de bajo consumo como el modem del internet por hasta tres horas. (RMC)

Fuente:  Diario la HORA