Economía

Venta de facturas es una opción para adelantar ingresos del país

Un analista económico, dialogó sobre la negociación de facturas en la Bolsa para generar ingresos económicos en 2015.

GUAYAQUIL. En una entrevista con Notimundo, Mauricio Pozo, analista económico, comentó sobre la decisión de Ecuador de negociar facturas de facturas comerciales electrónicas en la Bolsa de Valores para obtener ingresos económicos para el próximo año.

El inicio está previsto para el primer trimestre del 2015, donde se podría generar una opción de financiamiento por alrededor de $ 1.000 millones el próximo año para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), según Álvaro Troya, asesor del Ministerio Coordinador de Política Económica.

“Esta es la principal apuesta de la Junta de Política y Regulación Monetaria para el 2015 con la vigencia de la Ley de Fortalecimiento del sector bursátil”, sostuvo el funcionario en el seminario ‘Banca de inversión y nuevos productos’, organizado por la Superintendencia de Compañías el jueves pasado.

Ante ello, Pozo explicó que este procedimiento no es un mecanismo nuevo y que siempre se lo hace en el  mercado para proveerse de liquidez y adelantar ingresos cuando se requiere fondos.

“En términos práctico es adelantar ingresos. Yo tengo unas facturas por cobrar y todavía no vencen, y las empresas a las que tengo que cobrar son de reconocida solvencia, solidez y trayectoria, puedo adelantar ingresos por razones diversas o porque me falta liquidez”, dijo.

Según el exministro de Economía, este proceso funciona a manera de castigo pues se aplica una tasa de interés, por adelantar la cobranza del valor de la factura. “Sin duda esto tiene un componente de cobro”.

Con la aplicación de este recurso, el Gobierno busca que las facturas electrónicas que emitan las Pymes a sus grandes compradores puedan negociarse en el mercado de valores. La ventaja sería que el proveedor pueda obtener liquidez inmediata con un descuento del valor de su factura.

Pozo comentó que las entidades financieras califican a las empresas antes de realizar esta transacción, por lo que indicó que para que esta iniciativa tenga un resultado adecuado debe existir el mercado, las garantías y la liquidez suficiente.

“No he visto los pormenores de esta propuesta pero por conocimiento puedo decir que los proveedores son calificadas así que habrá que ver si existen las garantías y liquidez suficiente para que dé resultado”.

Además dijo que por cada dólar que bajé el precio del barril de petróleo el impacto al presupuesto es aproximadamente de $80 millones, por lo que señaló que un presupuesto no puede bajarse por estimación sino que tiene que  tiene que guardar privacidad.

Por eso cuestionó el valor con el cual se presupuestó al barril de petróleo en el Presupuesto de 2015, pues asegura que “es más probable que continúe bajando el precio de este recurso”. (Red. La Nación)