Opinión

Vanidades

Patricia Patt
Desde Buenos Aires-Argentina para La Nación de Guayaquil-Ecuador

 

Rasgando las entrañas.
Gloria pujante, arde desde el pecho ciego, belleza de la bruma, vanidades de espumas.
Razón o placer como flor, sin fragancia de aroma maldito, y de hablar de vastedad escrita, regada por el mundo.
Con túnicas oscuras los amigos, sin igualdades abrazan. Si no me engaño no sueño, que sujetas a ellas, los abismos se cierran.
Tales miserias conjunto sobresalto, sin ellas que jamás se deshonran, no prestar prueba a todos los males. Mande mi razón y mi conciencia un destino que he vencido.