Opinión

VAMOS AVANZANDO

Ab. Luis Hidalgo Vernaza/Guayaquil

Cuando se publiqué este artículo el país estará en plena festividades de «carnavaleras», por lo que la atención estará más enfocada en la diversión que en la problemática que vive el país.  Años atrás en estas fechas y por varias ocasiones se produjo lo que se denominó el Carnavalazo, hecho desconocido por los millennials e incluso por los de la Generación X.

En todo caso en la semana que concluyó la Asamblea se pronunció negativamente sobre el Proyecto de Ley que mandó el presidente Noboa sobre el incremento del IVA y, aprobó un Proyecto donde se introdujeron una serie de impuestos que afectan a la Banca, a las empresas, a la salida de divisas, etc. (inconstitucionales). El presidente objetó parcialmente dicho Proyecto, insistiendo sobre el incremento del IVA.  Por último, no alcanzaron los votos ni para ratificarse ni para allanarse, entró por Ministerio de la Ley.

La Corte Constitucional declaró la constitucionalidad del derecho a una muerte digna más conocido como La Eutanasia.  Lo aprobado debe ser con el consentimiento de la persona que sufre el padecimiento grave e irreversible o una enfermedad incurable.  No obstante, si bien el dictamen es definitivo y de cumplimiento obligatorio, deberá elaborarse un Proyecto de Ley que lo regule, el que será discutido y aprobado por la Asamblea en un plazo de 12 meses.  Avanzamos.

Es una lástima que la aplicación de La Eutanasia no puede hacerse extensiva a personas que padecen de una grave enfermedad cerebral; sufren de una incontinencia verbal que se manifiesta en estupideces; cosa muy común en alguno que integran el Poder Legislativo, quienes se denominaban anteriormente Padres de la Patria. Muertos en vida.

Luego de intensas discusiones y de verborrea intrascendente, se aprobó la Ley de Extinción de Dominio, instrumento legal que permitirían que ciertos bienes malhabidos pasen a propiedad del Estado; claro que aquellos que temen verse involucrados en esta disposición, introdujeron que para su aplicación deba existir sentencia ejecutoriada.  El cuerpo legal permite también que las FF.AA. puedan utilizar las armas que hayan sido incautadas en actos ilícitos, como el contrabando, el sicariato y el narcotráfico. Vamos avanzando.

El título de este artículo surge como producto de un intercambio de ideas donde uno de los interlocutores indicaba, “vamos avanzando”.  Indudablemente podría ser como el cangrejo, hacia adelante, hacia atrás o hacia al costado.