Economía

Vallejo explicó los beneficios del Drawback

El drawback simplificado que se lo ejecuta a través del Ecuapass operado por Senae, ha logrado entregar hasta el pasado miércoles $ 24,2 millones.

GUAYAQUIL. Ecuador impone desde finales de febrero «medidas multilaterales» de compensación arancelaria, tras eliminar impuestos a las importaciones de Perú y Colombia a raíz del reclamo de esos países, esta mañana en las instalaciones del Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae), Silvana Vallejo, viceministra de Políticas y Servicios del Ministerio de Comercio Exterior, señaló que este beneficio para los exportadores busca dinamizar la matriz productiva ecuatoriana.

Vallejo explicó que hasta al momento 16.497 exportaciones han sido beneficiadas con el Programa de Beneficios al Exportador. “Valoramos el esfuerzo del sector exportador”, señaló.

El drawback simplificado que se lo ejecuta a través del Ecuapass operado por Senae, ha logrado entregar hasta el pasado miércoles $ 24,2 millones, atendiendo 2.535 solicitudes de exportaciones que corresponden a un valor FOB (en puerto) de $ 688 millones.

Del beneficio entregado, el 67% pertenece a los productos coyunturales que son: banano, enlatados de pescado y flores; es decir, $16,15 millones. Mientras que el 33% ($8,07 millones) restante se destinó a productos estructurales como: aceites, frutas en conservas, maderas y otros. A su vez, han sido beneficiadas 16.497 exportaciones realizadas por 367 exportadores.

Para los bienes no tradicionales se reconocerá el 5% del valor de las exportaciones. En el caso del banano, específicamente para la Unión Europea se reconocerá un 2%, para el mercado ruso, 3% y para el de China, 4%. En flores será del 5% sobre los montos exportados y en conservas de atún el monto será del 3%.

Entre las principales razones de la decisión se destacan los bajos precios del petróleo -principal producto de exportación del país-, y la apreciación del dólar -divisa que circula en Ecuador-, que impactan en las exportaciones no tradicionales del país andino.

El “drawback” es un mecanismo de devolución de un porcentaje, de entre 2% y 5%, de los impuestos a los exportadores de productos no tradicionales con el fin de que esos bienes no pierdan competitividad en los mercados internacionales. (DO/La Nación)