Opinión

Vacunas en niños

Dr. José Fernando Gómez Rosales/ Guayaquil

jgomezr@hotmail.com

He tenido varias llamadas de madres preocupadas por la decisión del Gobierno de vacunar, primero adolescentes y ahora, niños.

La preocupación es por todas las noticias que se han regado, la mayor parte falsas, sobre la enfermedad y las vacunas.

¿Qué es lo que hay de cierto en las vacunas?

Lo primero: ¡La enfermedad existe! Por la causa que sea, aunque sea de mortalidad baja, la enfermedad existe y puede ser mortal.

Segundo: El virus ha sido estudiado hasta la saciedad. Tercero, de acuerdo con los estudios, las vacunas si sirven.

Cuarto, toda vacuna puede tener efectos secundarios y los efectos secundarios de las vacunas de COVID-19 se han presentado antes, con otras vacunas que se usan actualmente.

Hay varias vacunas en el mercado. Desde las vacunas de tipo conocido, de virus atenuado, o debilitado, hasta las vacunas con RNA MENSAJERO.

El principal problema es que, por la premura del tiempo, las vacunas nuevas no pasaron todas las fases de la investigación, como, por ejemplo: Las pruebas en animales (o al menos, no completas o reportadas), por eso, no podemos saber lo que puede ocurrir a largo plazo, en genética, sobre estas vacunas.

El Gobierno nacional, prudentemente, ha procedido a vacunar a los niños con SINOVAC, que es una vacuna de virus atenuado, lo que me parece correcto.