Opinión

USA Y RUSIA EN SOMBRÍO AJEDREZ MUNDIAL

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

Mientras la paz mundial se sostiene de un delicado hilo, dos de las tres potencias bélicas más grandes del mundo esperan que sus líderes no lleguen a activar la alerta roja para desencadenar una posible hecatombe mundial.

El presidente Joe Biden está advirtiendo, desde hace algún tiempo, una muy clara posibilidad de que Rusia invada en el mes de febrero a su vecina Ucrania, lo que pase después solo el Divino Creador lo sabe.

¿Consideraría el presidente de América del Norte que una guerra sería inminente? Solo lo conocen sus asesores y militares más allegados.

Mientras que el presidente ruso Wladimir Putin más cauto, encarga a su ministro de Relaciones Exteriores haga frente a la prensa y opinión pública mundial, advirtiendo al mundo que, si hay más sanciones de los Estados Unidos contra Rusia, podrían conducir a un rompimiento de las relaciones entre las dos potencias, complicándose mucho más el asunto.

El camino de la Diplomacia está expedito según el Canciller Ruso, advirtiendo que se cree en la posibilidad de que los Estados Unidos y posiblemente sus aliados están exagerando la situación con Ucrania, anunciando al mundo que no quieren guerra, pero tampoco permitirán ataques serios contra los intereses rusos.

Ha llegado la hora en que los líderes mundiales de indudable e intachable credibilidad encabezada por personas como el Santo Padre Francisco a la cabeza y dirigentes de otras religiones deberían intervenir para lograr la paz del mundo.