Internacional

Uruguay y Chile intercambiarán datos para aclarar crímenes de sus dictaduras

Uruguay y Chile firmaron hoy un memorándum de entendimiento para el intercambio de documentación con el fin de esclarecer las violaciones a los Derechos Humanos en los años 70 y 80.

MONTEVIDEO. El acuerdo fue rubricado en Montevideo por los cancilleres Luis Almagro de Uruguay y Heraldo Muñoz de Chile, en presencia de los presidentes José Mujica y Michele Bachelet, en el marco de la primera visita oficial de la mandataria chilena al país desde que asumió por segunda vez la presidencia en marzo.

Según el acuerdo, que pretende “contribuir en el proceso de reconstrucción histórica de la memoria, la verdad y la justicia”, las autoridades de cada país podrán solicitar recíprocamente información “contenida en un soporte o tipo documental, producida, recibida y conservada por cualquier organización o persona en el ejercicio de sus competencias o en el desarrollo de su actividad”.

El tema de los Derechos Humanos fue abordado de forma directa por ambos presidentes en el encuentro bilateral que mantuvieron antes de la firma del convenio, en donde reafirmaron que la lucha por “la verdad y la justicia” por los crímenes cometidos en aquella época por el terrorismo de Estado es un tema “vigente” para sus respectivos gobiernos.

Por su parte, Mujica también reflexionó sobre el tema y apuntó que en su país, pese a haber logrado en parte “una reparación” para las víctimas, sigue habiendo “un bache y una barrera que el Estado no ha podido franquear”.

“No vamos a parar, con los medios que contamos, para investigar todo lo que podamos, y seguramente los gobiernos que nos sucedan tendrán que seguir ese camino.(…). Mucho es lo que se ha hecho y mucho queda por hacer, pero seguramente nunca quedaremos conformes, y menos satisfechos”, añadió el veterano presidente.

El acuerdo bilateral especifica además los procedimientos de solicitud de información y los casos en los que un país queda exceptuado de brindar datos al otro, junto a las condiciones de confidencialidad que se deben manejar en estos casos.

Además, se establece la creación de una comisión técnica mixta que tendrá a cargo la interpretación, el seguimiento, la evaluación y la administración de todas las gestiones que se lleven a cabo entre las partes. (Efe/La Nación)