Internacional

Uruguay responderá en septiembre a la demanda de la tabacalera Philip Morris

Sin embargo, fuentes del Ejecutivo uruguayo hicieron hincapié en que la defensa será presentada el próximo mes.

MONTEVIDEO. El Gobierno de Uruguay prepara para septiembre su respuesta a la demanda de la tabacalera Philip Morris contra la política antibaquista impulsada por la primera gestión del presidente del país, Tabaré Vázquez (2005-2010), informaron fuentes oficiales.

«Estamos preparando la defensa. Estamos presentando ahora en septiembre», dijeron las mismas fuentes.

El pasado 1 de julio, se esperaba que Uruguay respondiera a la tabacalera multinacional en una segunda serie de alegatos escritos ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el tribunal de arbitrajes del Banco Mundial, en Washington.

Sin embargo, fuentes del Ejecutivo uruguayo hicieron hincapié en que la defensa será presentada el próximo mes.

Además, por su parte y durante una visita previa a la inauguración de un nuevo centro público de traumatología en Montevideo, el mandatario prefirió no pronunciarse sobre el tema al ser consultado por Efe.

Con el argumento de que las políticas sanitarias implementadas por Vázquez para combatir el tabaquismo violan la libertad comercial, Philip Morris presentó en 2010 una demanda millonaria contra el Gobierno del país suramericano ante el Ciadi.

El presidente uruguayo, oncólogo de profesión, en su primera Administración promovió dicho conjunto de medidas antitabaquistas, que prohíbe, además de la publicidad de los cigarrillos, fumar en espacios públicos y lugares de trabajo.

En ese sentido, también se han promovido diversos aumentos al Impuesto Específico Interno (Imesi) que se aplica al tabaco y sus derivados.

En 2011, Philip Morris cerró su planta en Uruguay alegando que «las medidas regulatorias e impositivas extremas implementadas» causaron «un cambio en la dinámica del mercado, ya que parte del volumen de los fabricantes legales se ha trasladado a operadores ilegales», según un comunicado emitido entonces.

La tabacalera considera que el país suramericano violó un tratado de inversiones con Suiza, donde tiene su sede, al prohibir la venta de los productos de tabaco en diferentes presentaciones.

Además, en la demanda se rechazan las normas que pasaron a obligar que los paquetes de cigarros contengan imágenes que ocupen el 80 por ciento de su espacio visual para advertir del riesgo de fumar.

El juicio abierto por la multinacional contra Uruguay es considerado a nivel internacional como un caso emblemático ya que por primera vez se llevó a cabo una acción judicial por la supuesta vulneración de los derechos de propiedad intelectual de una empresa, basados en un acuerdo de protección recíproca de inversiones.

La Organización Mundial de la Salud ratificó en noviembre de 2014 su apoyo al país suramericano en el litigio.

Según el Ministerio de Salud Pública, el número de infartos agudos en Uruguay disminuyó un 22 % desde 2005, año que asumió Vázquez por primera vez como presidente. (Efe/ La Nación)