Actualidad

URRA rescató colonia de gatos sin hogar atrapados en edificio clausurado

Funcionarios de la Prefectura coordinaron la acción con representantes del Municipio de Guayaquil y de la Fundación Siglo XXI, como una solución favorable, tanto para la comunidad como para los animalitos en situación vulnerable.

GUAYAQUIL. Ante el peligro que representaba para una colonia de gatos sin hogar haber quedado encerrados en una edificación deteriorada, en la cual las puertas de acceso fueron selladas, la Unidad de Rescate y Recuperación Animal (URRA), de la Prefectura del Guayas, realizó una labor de rescate para sacar ilesos a los animales.

Esta acción se dio entre la noche del lunes 13 y la mañana del martes 14 de noviembre, en un edificio desocupado y parcialmente destruido, ubicado en las calles Rocafuerte y Loja, en el centro de Guayaquil, hasta donde acudieron los funcionarios del Gobierno Provincial, coordinados por la directora de Bienestar Animal y Gestión Social de la institución, Nathaly Toledo.

La funcionaria informó que el cierre del acceso se había dado por pedido de personas de la comunidad que habitan en el sector, como forma de evitar que el sitio se plague de más animales que causen problemas sanitarios.

“Además deseaban impedir que ingresen personas de dudosa procedencia al edificio, lo que les causaba malestar e inseguridad. Nos explican que quienes sellaron la puerta no han tenido mala intención ni afán de dañar a los gatos”, dijo Toledo.

A su esfuerzo por rescatar a los gatos se sumaron animalistas voluntarios encabezados por Diego Spotorno, quienes junto al personal de la Prefectura accedieron a la edificación desde los balcones y ventanales para sacar uno a uno a la mayor cantidad de felinos posible.

Representantes del Municipio de Guayaquil y de la Fundación Siglo XXI acudieron al lugar y coordinaron con los rescatistas de la Corporación Provincial la mejor solución, tanto para la comunidad como para los animales.

Esta fue abrir un orificio pequeño donde solo quepan gatos, de forma temporal, hasta supervisar que todos los animales, que no lograron ser evacuados de la casona por los rescatistas, hayan salido del lugar. Posteriormente el agujero será nuevamente cerrado.

“Nuestra labor obviamente es proteger el bienestar de estos animales y de la comunidad. Tras coordinar, se resolvió con un concejal del cabildo y un vocero de la fundación Siglo XXI que ellos autoricen la apertura del orificio, lo que será una medida temporal”.

Los gatos rescatados recibirán atención veterinaria por parte del equipo de URRA y serán acogidos por hogares temporales hasta lograr que sean adoptados de forma definitiva.

Los rescatistas hicieron un llamado a la comunidad para que les brinden espacios temporales o definitivos a los animales de la calle en sus hogares o que sumen su ayuda para los cuidados que les brindan las fundaciones animalistas. (Prefectura del Guayas/LA NACIÓN)