Ciencia

Urano puede tener dos satélites aún no descubiertos

La sonda Voyager-2 de la NASA sobrevoló Urano hace 30 años, pero la comunidad científica todavía está haciendo descubrimientos a partir de los datos recogidos entonces.

EE.UU.  Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Idaho en Estados Unidos sugiere que podría haber dos lunas pequeñas previamente desconocidas orbitando cerca de dos de los anillos del planeta.

 El equipo de Rob Chancia y Matt Hedman localizó patrones clave en los anillos mientras examinaba imágenes de décadas de antigüedad de los anillos helados de Urano tomadas por la Voyager-2 en 1986. Chancia se dio cuenta de que la cantidad de material en el borde del llamado anillo alfa, uno de los más brillantes del sistema anular múltiple de Urano, variaba de manera periódica. Un patrón similar, incluso más prometedor, se desarrollaba en la misma parte del vecino anillo beta.

 Chancia y Hedman conocen muy bien la física de los anillos planetarios: ambos estudian los de Saturno usando datos de la sonda Cassini de la NASA, que se halla actualmente orbitando este planeta. Los datos de esta misión han aportado nuevas ideas sobre cómo se comportan los anillos, y eso ayudó a Chancia y Hedman a examinar con ojo experto y desde una perspectiva científica nueva los datos de Urano recopilados por la Voyager-2. Concretamente, analizaron las radioocultaciones (hechas cuando las ondas de radio de la Voyager-2 pasaron a través de los anillos hasta ser detectadas en la Tierra) y las ocultaciones estelares (hechas cuando la nave midió la luz de las estrellas del fondo estelar que brillaban a través de los anillos). Ambas clases de radioocultaciones pueden aportar indicios reveladores de cuánto material se ha interpuesto entre el emisor y el receptor.

Los investigadores estiman que las hipotéticas lunas en Urano tendrían unos 4 a 14 kilómetros de diámetro (de 2 a 9 millas), siendo por tanto tan pequeñas como algunas de las lunas identificadas de Saturno, pero bastante más diminutas que cualquier otra de las conocidas de Urano. (Internet/ La Nación)