Ciencia

Universidades pondrán en órbita un nanosatélite

El satélite llevará a bordo un sistema para la transmisión y recepción de mensajes por radio con el fin de estudiar sus posibilidades tecnológicas.

RÍO DE JANEIRO.  El satélite en miniatura “CubeSat Serpens”, desarrollado por universidades de Brasil y de España, será sometido a sus últimas pruebas en Japón antes de ser colocado en órbita, dijeron hoy a Efe fuentes de la Agencia Espacial Brasileña (AEB).

 La puesta en órbita del nanosatélite, del modelo CubeSat y desarrollado por la Universidad de Brasilia (UnB) en asociación con la Universidad de Vigo española, está prevista para el segundo semestre de 2015 y será realizada desde la Estación Espacial Internacional.

 Con este objetivo en el horizonte, el equipo fue enviado el pasado sábado a Japón, donde será sometido a una última serie de pruebas por parte de la Agencia Aeroespacial de Exploración Japonesa (JAXA).

 Con una estructura en forma de paralelepípedo y un peso de apenas 3,5 kilos, el aparato fue ensamblado en el Laboratorio de Integración y Test (LIT) del estatal Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), en Sao José dos Campos, ciudad en el estado de Sao Paulo.

 El proyecto forma parte del programa Serpens (Sistema Espacial para la Realización de Investigación y Experimentos con Nanosatélites), en el cual han participado nueve investigadores, incluidos tres estudiantes de la Universidad de Vigo.

 Además de la UnB y de la Universidad de Vigo, que ya cuenta con la experiencia del lanzamiento de los satélites “Xatcobeo” y “Humsat-D”, participaron en el proyecto diversas instituciones de Brasil, Estados Unidos e Italia.

 Los CubeSat son un tipo de nanosatélites cuya masa y dimensiones están estandarizadas y cuyas misiones pueden ser controladas desde estaciones de seguimiento universitarias o de radioaficionados.

 El crecimiento exponencial de los lanzamientos de pequeños satélites en los últimos años es un hecho. En 2012 fueron poco más de una decena; en 2013, más de cien, y en 2014 se calcula que rondaron los doscientos. (Efe/ La Nación)