Economía

Unión Europea: Ecuador no podrá exportar cacao, café y palma si no cumple polémica norma

Ecuador está a contrarreloj para cumplir con la nueva norma sobre deforestación de la UE, si el país quiere seguir exportando cacao, café y palma al bloque.

Desde Bruselas, Bélgica.- Las exportaciones de cacao, café y palma (junto con sus derivados) de Ecuador son las más expuestas al Reglamento 1115, recientemente aprobado por la Comisión Europea, que prohíbe la importación de siete materias primas producidas en tierras deforestadas.

Las nuevas exigencias, que buscan luchar de manera decisiva contra la deforestación mundial, incluyen también garantías de que se han respetado los derechos laborales y de los pueblos originarios.

Esta norma tiene que ser cumplida por todos los países, incluido Ecuador, hasta finales de diciembre de 2024. Y para micro y pequeñas empresas a partir del 30 de junio de 2025. Quienes no cumplan con esos requisitos simplemente no podrán seguir exportando al bloque: madera, productos ganaderos, caucho, soja, palma, cacao y café.

Ecuador exporta USD 350 millones en tres productos del listado contenido en el nuevo reglamento; esto es, café, cacao y palma (y sus derivados). En el caso del cacao y el café, la actividad envuelve a productores pequeños, que podrían verse seriamente afectados.

Además, la operación de empresas, cuyas exportaciones dependen en mayor medida del mercado europeo, podrían estar en riesgo, dado el escaso tiempo que queda para la aplicación de los mecanismos de cumplimiento.

UE inicia diálogos con Ecuador

En un encuentro con periodistas en Bruselas, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Comercio del organismo, Valdis Dombrovskis, respondió algunas inquietudes sobre el tema a PRIMICIAS.

Dombrovskis dijo que «se está en conversaciones sobre el reglamento de deforestación» con Ecuador. Comentó que se velará «para no perturbar el comercio» y para que el reglamento «sea algo asumible para las pymes (pequeñas y medianas empresas)», que es una de las preocupaciones de la Comisión.

«Estamos en estrecho contacto con las autoridades ecuatorianas al respecto», explicó Dombrovskis. Y añadió que hay una iniciativa exitosa de cacao sostenible de la Comisión Europea trabajada en África para asegurar los derechos del trabajo y evitar el trabajo forzado de niños.

Y dijo que justamente el 21 de marzo de 2024 en la Comisión de Comercio Internacional de la Comisión Europea se habló de la posibilidad de ampliar geográficamente esta iniciativa y dijo que se podría discutir el caso de Ecuador ahí.

Cacaoteros piden prórroga

Si bien hay sectores, como el cacaotero, que han trabajado mucho más, por iniciativa propia, para prepararse y cumplir con la nueva norma europea, hay desafíos importantes.

Y es que la nueva norma de la UE implica que las empresas describan de manera precisa el producto, la información detallada del proveedor y que geolocalicen todas las parcelas de origen de los productos.

Para ello, deberán proporcionar coordenadas geográficas, fechas de producción, pruebas de no deforestación y evidencias de legalidad. Y no todos los productores en capacidad de hacerlo, en especial los más pequeños.

«Algunos pueden enfrentar desafíos en términos de recursos financieros, capacidades técnicas para realizar el levantamiento de información y acceso a tecnologías de trazabilidad que les permitan asegurar un adecuado control», dijo la directora ejecutiva, Merlyn Casanova.

 

Dado que el tiempo es insuficiente, Anecacao espera que la UE pueda dar una prórroga para la aplicación de este reglamento.

En caso de no cumplir los requisitos que demanda el reglamento, Anecacao advierte un impacto significativo, pues el 25% de los volúmenes totales de exportación del sector son a la UE.

«Este impacto puede traducirse a una reducción en los envíos de cacao ecuatoriano a la UE, ya que podrían enfrentar restricciones o una disminución en la demanda debido a posibles sanciones a los importadores que incumplan con la normativa», añadió Casanova.

Por:  PRIMICIAS