Ciencia

Unboxing, el nuevo ídolo infantil

Los chicos son grandes aficionados a YouTube; allí, aparte de las canciones y los dibujitos, también hacen furor los videos en los que se muestra cómo se saca un juguete de su caja.

ARGENTINA. El objetivo enfoca las manos de una mujer que, sin nunca mostrarse ante la cámara, emprende un acto sencillo y a su vez cautivante: abrir el empaque de un juguete nuevo. Siempre en off, el tono de su voz puede asociarse con el de una maestra jardinera o la de alguien entrado en años que, no obstante, se atreve a jugar como niño. No hay mucha producción y la escena suele ser sencilla, casi austera. Así, el juguete que asoma al mundo es dueño y señor de toda la atención.

Este tipo de videos son una de las formas del unboxing (desempaquetar o sacar de la caja), un género que según estadísticas de Google creció durante 2014 cerca del 60% y que entonces arrojaba más de 20 millones de resultados en YouTube. Aunque los juguetes son reyes en estas arenas, vale decir que el unboxing no es exclusivo de estos productos. También son populares entre los dispositivos electrónicos y hasta la ropa.

El canal mexicano Super Cool 4 Kids (SC4K) es paradigmático en este universo. Roberto Zuñiga, que creó este espacio hace más de dos años en YouTube, cuenta que publican cinco videos por semana y que cada uno de ellos insume un promedio de cinco horas entre la realización y la postproducción. Agrega que el video más popular del canal excede las 26 millones de reproducciones y que embolsan 1 dólar por cada mil visualizaciones. Dicho sea de paso, SC4K acumula más de 130 millones de vistas en total. Zuñiga señala que al momento no tienen vínculo directo con las marcas de juguetes y explica que intentan «recrear la naturalidad y realismo del momento en que un padre abre un juguete para su hijo y se lo arma, o le enseña cómo funciona». Así, opina, los niños de 2 a 6 años se sienten más identificados.

El canal Mejores Juguetes, de origen español, encaja con la descripción que inaugura esta nota: manos de mujer y cientos de juguetes por descubrir. A diferencia de SC4K, incluye narración en off, un clásico del género.

Una brujita animada inaugura cada uno de los videos e invita a sus amiguitos a suscribirse al canal. Su trabajo no va mal: cuentan con más de 1 millón de suscriptores. En esta viña aparecen otros casos como Toys on the Go, con 1,2 millón de usuarios suscriptos; y Surprise Eggs, en inglés, próximo a los 2 millones. Por lo general, el contenido de estos canales revela ante los niños las sorpresas que se esconden en huevos de chocolate, y en muchos otros las manos juegan un buen rato con masas de colores y también con muñecos de personajes de moda entre los más chicos, por ejemplo la ahora célebre Peppa Pig.

Desde YouTube Argentina reconocen que el unboxing es un fenómeno en todo el mundo y que América latina no es la excepción, con millones de usuarios que consumen a diario videos que «brindan información muy valiosa sobre un producto y que son decisivos al momento de evaluar una compra».

¿Qué ocurre con los videos infantiles, ya que es requisito ser mayor de 13 años para registrar una cuenta en Google? En tanto, ¿cómo mide la compañía la actividad de los más pequeños, un público fiel, incansable (ellos pueden ver un mismo video decenas de veces) y en consecuencia súper redituable? «A pesar de que sabemos que muchos niños miran videos en YouTube junto con sus padres, no podemos analizar su actividad. Lo que sí nos da la pauta de que son un público relevante es que el contenido infantil es muy visto en la plataforma y el tiempo de permanencia es muy alto. Casos como el canal El Reino Infantil lo demuestran con sus 2000 millones de visualizaciones, casi 2 millones de suscriptores y 6 millones de visualizaciones diarias», advierten desde la representación local de la compañía. (Internet/La Nación)