Economía

Unas 4.000 personas conservaron sus empleos en Ecuador gracias a las reformas laborales impulsadas por el Gobierno

Sumado a las  personas que estaban en los registros del Ministerio, son cerca de 4.000 personas las que no perdieron sus puestos de trabajo.

QUITO. “Seis meses después de la aplicación de la vigencia de la Ley Orgánica para la Promoción del Trabajo Juvenil, Regulación Excepcional de la Jornada del Trabajo, Cesantía y Seguro del Desempleo, ha permitido que 2.500 personas mantengan su empleo solamente en la jornada prolongada”, así lo dio a conocer el ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta a Andes, quien aseguró que con la jornada reducida se evitó el desempleo de 700 personas.

“Esto es lo que nunca entendió la oposición, las medidas de ampliación o reducción de la jornada laboral son temporales y se aplica en casos extremos, para evitar despidos. Han sido una alternativa para el sector productivo”, sostuvo el ministro.

Con ello, las 2.500 personas que se acogieron a la jornada prolongada no sufrieron ningún tipo de afectación a su salario, mientras que a las 700 personas, cuyas empresas se acogieron a la jornada reducida, previo un acuerdo entre el trabajador y el empleador, se les realizó un ajuste temporal del 25% de su salario.

Sumado a las  personas que estaban en los registros del Ministerio, son cerca de 4.000 personas las que no perdieron sus puestos de trabajo. “Siempre será preferible que el trabajador y el empleador se pongan de acuerdo de que por seis meses se reduzca la jornada y el salario, hasta que la empresa salga del bache y después se pueda regularizar y regresar a la jornada normal”, señaló el ministro.

Sobre el seguro de desempleo, el ministro indicó que 18 mil personas se han acogido. “Hemos ayudado a que estas personas tengan un ingreso temporal. La Ley también contempla incentivos para la contratación de jóvenes en el mercado laboral. Hasta el momento existen 1.200 nuevo contratos”, añadió el secretario de Estado.

Ante este escenario, Barrezueta consideró que las reformas han sido un éxito “hemos evitado despidos y en el caso de las personas que se quedaron sin trabajo tengan la posibilidad de tener un ingreso. A pesar a la situación económica adversa que atraviesa el país por efecto de shocks externos, el desempleo en el Ecuador sigue siendo el más bajo de América Latina. En julio de 2016 la tasa de desempleo se ubicó en 5,3%, muy por debajo de Brasil que llegó a 11,18%;  de Colombia, 10,14%; Uruguay, 8%; en Perú, 6,98%; y Chile, 6,35%”, dijo.

De la misma manera, Barrezueta informó que el salario en Ecuador es uno de los más altos de la región. “Para nosotros ha sido siempre una preocupación que el salario vaya en función de la inflación, del costo de la vida y de la realidad económica del país. La propuesta que están haciendo ciertos candidatos es que bajemos los salarios y reduzcamos los impuestos a los que están pagando más. Nos quieren hacer un feriado salarial”, alertó el ministro. (VCV/ANDES/La Nación)