Tecnociencia

Una semana con Punkt, el ‘antimóvil’

La idea resultaba tentadora: probar un móvil de gama alta que no tuviera ni internet y, por lo tanto, ni redes sociales, ni WhatsApp; un móvil de los de antes, vamos, de los que solo hacen y reciben llamadas. Abrumados por las notificaciones, transformarse en una suerte de ermitaño 2.0, aunque sea temporalmente, supone un reto al que parece muy difícil negarse. El fabricante suizo Punkt llevó en 2017 al mercado la alocada idea de un móvil que ayudara a desconectar, y ahora estrena su segunda versión, el MP 02, que por el momento, ha colgado el cartel de «agotadas las existencias» en su tienda online.

Es un móvil que deja huella y eso se percibe nada más sacarlo de la caja: era como volver a 1999, cuando uno insertaba la SIM en un Nokia 3210 y su pantalla monocroma. Y realmente no hay grandes diferencias en el primer impacto: el Punkt ofrece la misma estructura con un teclado numérico y una pantalla de un solo color; ni un solo guiño al entretenimiento ni las distracciones, porque de eso se trata. El propio nombre ‘Punkt’ significa ‘punto’ en alemán, un punto y final a las distracciones y la vuelta a un nuevo mundo en el que la única notificación en el móvil es la de las llamadas y los SMS.

Una desconexión ‘premium’

La segunda generación del Punkt revive la sensación en las manos de contar con un terminal, pese a lo espartano de sus funcionalidades, de alta gama: bien acabado y con un agarre en la mano que ya habíamos olvidado. Al no haber una pantalla dedicada al ocio, el Punkt se sujeta fácilmente con las manos y cabe en cualquier bolsillo sin mayores inconvenientes; ser tan austero en prestaciones ofrece una segunda ventaja y ésta es más interesante: su batería dura, sobre el papel, 12 días con una sola carga. Pero siempre hay algo que recuerda que estamos en 2019: Punkt advierte de la existencia de una importante actualización del firmware del dispositivo que llega de forma inalámbrica (OTA) una vez se conecte a la red WiFi. El puerto USB-C también recuerda que está muy lejos de aquel mítico Nokia.

ep